A medida que vamos avanzando en la vida y atesoramos experiencia debido a los sucesos que van acaeciendo por el camino, nos damos cuenta que hay factores a tener muy en cuenta y, que dichas circunstancias, no cambian a lo largo del tiempo, se acentúan, más si cabe.

Una de esas cosas fundamentales es que, en este mundo tan globalizado e informatizado, la hemeroteca es de un tamaño descomunal, y un factor importantísimo es que muchas personas tienen acceso a la misma, sólo hace falta tener tiempo y las herramientas adecuadas.

La actualidad manda, así que empecemos por el principio. El sempiterno presentador de Sálvame y otras hierbas, conocido seguidor del PSOE, está despachándose a gusto con el partido y, principalmente, con Susana Díaz.

De ella vino a decir que le producía rechazo la sonrisa bonachona que atesoraba, y que se presentara como la salvadora del partido. También cargó duramente contra el núcleo joven del PSOE diciendo que no tenían ningún carisma y que los veteranos hacían esclavo al partido de la rosa.

Curioso que echando un ojo a documentos antiguos, vemos que el Sr. Vázquez estuvo un tiempo sin votar a su formación favorita, a raíz de una polémica sobre el “toro de la vega”. El popular presentador comentó en Sálvame que había mantenido una conversación telefónica con el ex secretario general Pedro Sánchez, en la que estuvieron hablando sobre el maltrato animal, recordemos que se jacta de ser defensor de los animales.

La pregunta que hizo el alma máter de Telecinco fue clara, si se comprometía a presentar una ley contra el maltrato animal y para acabar con ese tipo de espectáculos, y la respuesta del Sr.

Vídeos destacados del día

Sánchez fue “Nunca me verás en una corrida de toros”, a lo que el presentador respondió que si era su compromiso le devolvía su voto. Mi conclusión es, que barato te vendiste Sr. Vázquez.

Parece que Jorge Javier también quiere también como analista político. Podemos también sufrió su verborrea incontenible. Recuerdo que tildaba las palabras de Pablo Iglesias como `garrafón ideológico´, que tenía la facultad de hacer que los que lo oían parecieran `retrasados´, que su propaganda sonaba a “pescado congelado”…. Y acto seguido, se iba a cenar con Iñigo Errejón, para después piropearlo, diciendo que debía ser el que tomara las riendas de la formación morada, sabiendo que la ideología, por lo menos en aquellos tiempos, era la misma, y la única intención del colaborador de Sálvame era fracturar.

 Una manera de actuar, bajo mi punto de vista, un poco Judas, pero con su apellido y todo, Iscariote. Aclárate pronto, o quizás estés esperando a que se decida el rumbo político para arrimarte al ascua que más calienta, que será lo más probable.