Había una vez un entrenador llamado Kent. Su padre, Collister, era un reconocido científico Pokémon. Un día desaparició misteriosamente y desde entonces Kent quiso ser entrenador Pokémon para averiguar qué le paso a su padre y completar la Pokédex que le dejó.

Durante un tiempo, su madre no lo dejaba porque su padre había desaparecido en un viaje en busca de Pokémon. A los 12 años tenía tantas ganas de ser un entrenador que su madre aceptó, por lo que Kent salió de su pueblo a buscar a su preciado primer compañero. Kent iba caminando por un bosque buscando algún Pokémon pero no encontraba ninguno, hasta que vio a un Abra.

El Abra estaba lastimado, por lo que Kent salió corriendo y lo llevó a un centro para que la enfermera joy lo curara.

Al curarlo, Abra estaba muy agradecido a Kent, por lo que decide atraparlo y así obtiene a su primer amigo. Kent era medio despistado, por lo que no sabía ni en qué ciudad estaba. Así que se acercó a un chico y le preguntó. A lo que le respondió que estaban en Ciudad Carbinti, una ciudad donde se encuentra el líder de gimnasio tipo fuego. También le preguntó qué era un líder de gimnasio y el chico decidió explicárselo. Kent se emocionó mucho, le dio las gracias y partió al bosque nuevamente ya que quería entrenar a su Abra para enfrentarse contra el líder del gimnasio tipo fuego.

El primer combate de Kent con su Abra fue contra un Pidgey. Tanto para Abra como para Kent era su primer batalla ya que nunca antes habían combatido contra otro Pokémon, por lo que el Pidgey se les terminó escapando. Al pasar esto, un entrenador que pasaba por el bosque le vio y le dijo que era muy débil, por lo que se rió de él y su Abra y se marchó.

Vídeos destacados del día

Kent se quedó frustrado, pero esas palabras no le iban a hacer cambiar de parecer. Siguió entrenando en ese bosque durante una semana y al finalizarla sintió que ya estaba listo para su primer gran reto, que era ganar al líder de ciudad Carbinti.

Al entrar, a Kent le temblaban un poco las piernas de la emoción. Llegó al líder y éste sacó a un Growlithe y Kent a su Abra. La pelea fue muy intensa y en el último ataque ordenó esquivarlo usando tele transportación. Lo golpeó por arriba, desde el aire, y ese ataque fue el que decidió la batalla haciéndolo el vencedor. Por lo tanto, el líder de ciudad Carbinti le entregó la medalla.

Y bueno chicos, aquí termina el primer capítulo de esta aventura Pokémon. Espero que les esté gustando y después publicaré cómo sigue la saga.