Álvaro Morata parece haber llegado en el momento idóneo al club de su vida, un equipo que le hizo crecer en lo profesional y en lo personal, sin duda el Real Madrid ha acertado en repescar a uno de los mejores delanteros del mundo.

El canterano salió de la entidad blanca camino a la Juventus de Turín con escasas opciones de volver y con cierta indiferencia por parte del aficionado blanco, que en ese momento parecía tener a Jesé Rodríguez como el siguiente canterano en triunfar en el Real Madrid.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Real Madrid

En sus años con la Juventus, Morata comenzó a despuntar, haciendo una magnífica competición de Champions y una eliminatoria de ensueño frente al Real Madrid al que le hizo un gol en casa y otro en el Bernabéu, comenzando a llamar la atención del aficionado blanco.

Este año Morata regresó al Real Madrid con apariencia de ser moneda de cambio para un fichaje de renombre, pero a base de trabajo y entrenamiento supo conseguir la confianza de Zidane, siendo ahora un delantero fundamental en el primer equipo del Real Madrid.

Parece que últimamente los canteranos del Real Madrid deben salir un par de años al extranjero para volver convertidos en jugadores del primer equipo, como Carvajal, Kiko Casilla o Lucas Vázquez, pero todos ellos han regresado y se han convertido en piezas importantes dentro del equipo.

En el caso de Álvaro Morata, parece que si sigue con la progresión podría llegar a ser el próximo siete del Real Madrid y de España, habiendo ya jugado con ese número con la selección, logrando ser el máximo goleador español en la Eurocopa de Francia.

Vídeos destacados del día

Álvaro ha comenzado ha ganarse el número 7 que antes llevaron Butragueño y Raúl, los dos últimos delanteros de la cantera que han portado dicho número, puesto a que sus goles serán recordados por gran parte de sus fieles seguidores, y además son goles que ayudarán a Morata a ganarse el corazón de la gente, que ya corea su nombre en el Santiago Bernabéu.

Álvaro Morata tiene 23 años y mucha carrera por delante, pero debe seguir en la misma línea, trabajar y marcar goles, tal y como viene haciendo en sus primeros años como futbolista de élite. El ojito derecho de casi toda la plantilla blanca es serio candidato a bota de Oro en los próximos años.