El pasado fin de semana en el Molinón observamos el nacimiento de un nuevo Fútbol Club Barcelona con la ausencia de su estrella, Leo Messi. ¿Necesitan los culés al argentino? Visto lo visto, no. No hay Messi dependencia. Marcaron cinco goles en Gijón con una actuación soberbia de Neymar que supo llevar los galones en todo momento. Sin la presencia del 10 en el campo brilla con luz propia y deja de tener ese papel de eterno 'actor secundario Bob', como en la popular serie de 'Los Simpson'. Otro de los cracks de la jornada fue Sergi Roberto. Las asistencias del canterano fueron extraordinarias. ¿Qué más le puedes pedir al equipo de Luis Enrique? Ganan sin su astro y se van con cinco goles para casa.

Tienen un sobresaliente, sin duda.

¿Es 'Ney' es el rey del Barcelona cuando Messi no está? Sí, claro que lo es. Ha vuelto a demostrar que sabe moverse por el terreno de juego asociándose con su inseparable compañero de batallas, Luis Suárez. Además, también optaba por jugar en ocasiones por el centro con Arda, que sorprendía con un gol de cabeza a pase de Sergi Roberto y con André Gomes. Las estadísticas también están de su parte. Su promedio goleador mejora notablemente cuando el argentino no está. Con Leo, marca un gol cada, aproximadamente, 158 minutos. Mientras que en solitario lo hace en sólo 80 minutos. Por lo tanto, su eficacia goleadora es mayor cuando trabaja sin él. El tridente blaugrana también funciona solamente con el dúo formado por Neymar y Suárez.

Neymar trabaja su masa muscular

El brasileño siempre tiene dos caras para la afición.

Vídeos destacados del día

Odiado en ocasiones por sus regates imposibles que parecen menospreciar a los centrales que se desgañitan por perseguirlo y, también, por sus constantes apariciones en las redes sociales. Pero, muchas veces, con un simple gesto nos deja a todos encantados y se lleva la ovación del Molinón. Al final del partido le entregaba su camiseta a un aficionado asturiano discapacitado. Bravo, 'Ney'.

Los aplausos deberían continuar ya que el crack brasileño sigue esforzándose por fortalecer su cuerpo y convertirse en un jugador más fuerte. En colaboración con los dos preparadores físicos con los que trabaja a diario, Ricardo Rosa y Antonio Gómez, ha ganado más de tres kilos de masa muscular. Su peso ha pasado de 64 a 68 kilos. Quiere llegar a los cinco kilos de masa muscular. Con este trabajo, ya no será tan endeble para los defensas y atacaría con la misma rapidez. Esperemos que la recuperación de Messi no se alargue más de la cuenta porque Neymar viene pisando fuerte.