.

Desde un punto de vista totalmente poco formado en el ámbito de la sociología, o de la psique humana, quería dejar alguna idea sobre algo que viene rondándome la mente en los últimos tiempos. El poco uso de la palabra como fuente de información y la desvalorización de la misma. Este es un tema que me parece alarmante en la sociedad actual, creo que todos estamos expuestos a esta problemática y que quizá, algunas veces no seamos conscientes del declive de ciertas actitudes de la sociedad.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

En este articulo busco respuestas a esta idea, busco opiniones sobre este declive y soluciones desde quien las tenga.

Puedo observar que en mi entorno, en mi barrio, en mi ciudad, en mi país y en el mundo entero, estamos siguiendo el camino de la Idiocracia, una palabra que me recuerda a cierta película.

Esta cinta de idiocracia no es más que una comedia de medio pelo, pero que nos hace ver lo que nos espera si este es el camino que decidimos tomar como sociedad. Esta dirección nos lleva a la vulgarización de las relaciones humanas, desde mi punto de vista, veo como la transmisión de información se queda entre eslóganes bien aprendidos de los medios y palabras escritas en chats de texto. Creo que lo más grave en esta situación no es que las palabras se utilicen para no transmitir nada, sino que existe una falta de interés para conseguir calidad en esa transmisión.

Puedo observar como a las personas ya no les motiva nada que no genere un enriquecimiento económico, nada que no eleve su estatus social, todo cuanto parece tener valor, siempre es económico y nunca un valor ético, o moral. Por lo tanto entiendo que todo lo que se transmite está en este ámbito de lo que la sociedad entiende como que tiene valor, todo lo que la sociedad rechaza queda fuera de las conversaciones sociales, es como si cierta información quedase en manos de unas pocas personas inquietas, que si buscan superar sus conocimientos día a día.

Vídeos destacados del día

Entiendo que ciertas personas pasan por la vida solamente pensando en ser lo que les dicen que tienen que ser, lo que el valor social de la época les marca como idea de éxito. Nada más importa que seguir el camino marcado por otros, ese camino que nos hacen tan placentero y que nos lleva a ser ciudadanos mucho mas sociables.

Los que sentimos que la vida no se queda en ser lo que no queremos ser, entendemos que necesitamos llenar ese vació en nuestro cerebro con más información, queremos ver más lejos que nuestros ojos, queremos escuchar más lejos que nuestros oídos, pero este camino no resulta el fácil. Todos los que ponemos en valor una gran y pausada conversación, tenemos ese camino difícil, ese camino en el que parecemos fuera de lugar, en el que nos hablan de cosas que no queremos comprar y de cosas que no queremos ser.

Esta idea quiero revolucionarla con ayuda y me gustaría que se aportasen ideas sobre ella, que seguro son mucho mas formadas que la mía.