El mundo está presenciando lo que he denominado “la Contracultura de la Guerra” apartada de toda moral y ética que ha involucionado a la Humanidad hasta la actualidad. La Humanidad está envuelta en Guerras en el Medio Oriente tiene como teatro Siria, alcanzando a Europa, Asia y el Norte de África. En la Región de Asia, la guerra fría mira hacia el Pacífico que enfrenta a EEUU y China en disputa en el Mar de China Meridional entre China y seis naciones (Filipinas, Malasia, Brunéi, Indonesia, Japón y Vietnam), situación que es atizada por la Potencia del Norte.

En Latinoamérica tenemos el desproporcionado ataque de los EEUU a naciones como Venezuela, país con la mayor riqueza petrolera, aurífera y coltán en esta parte del mundo, el despliegue de siete Bases Militares en Colombia y ahora dos en Argentina, en esta última nación apuntando al Acuífero Guaraní, gigantesco reservorio natural de agua dulce.

Los EEUU ejercen un feroz ataque a Bolivia, Ecuador, Cuba, Nicaragua por sus enfoques nacionalistas, ejercicios de Guerra en conjunto con Chile, hacia una posible Guerra entre Chile, Bolivia, Perú y Argentina.

En Norteamérica, en los EEUU, no podemos pasar por alto el derribo de las Torres Gemelas hace más de quince años, con la implicación de los servicios secretos israelíes, el Rial de Arabia Saudita en complicidad con órganos de seguridad estadounidenses, lo que lo transforma en un autoatentado.

El Occidente enfrenta una Guerra contra un enemigo global invisible que no tiene fronteras, viola los Derechos Humanos que dice defender: lucha contra el narcotráfico para justificar su accionar político. Es evidente que sus Relaciones Internacionales hoy día se basan en la mentira, la manipulación de las masas y el uso deliberado de la infernal maquinaria Industrial-Militar (OTAN) cuyo arsenal está dispuesto a cualquier contienda belica apoyada en su principal instrumento, una dictatorial estructura mediática comunicacional global, que tiene como objetivo imponer una sola voz en el mundo, en la búsqueda de avanzar en el Nuevo Orden Mundial (NOM) vigente.

Vídeos destacados del día

No conforme, ahora se empuja al mundo a una tercera Guerra Mundial hacia la consolidación del NOM ya preestablecido.

Es hora de cambiar esta situación, el mundo está en parto ojalá y no muera en el intento. El viejo Orden Mundial que está por fenecer y el NOM que está por nacer, naciones imperialistas dominados por la Derecha Mundial contra naciones pluripolares socialistas dirigidos por gobiernos de Izquierda, éstas últimas en la búsqueda del tan ansiado Equilibrio Mundial, más que dominar el Mundo, tal como lo expresaba el líder de la Revolución Bolivariana y el ex presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías hoy fallecido, en múltiples alocuciones en vida, brindando la oportunidad a nuestra humanidad de darse la libertad de pensar que “otro mundo es posible”.

Ya el mundo evidencia el surgimiento de un Nuevo Orden Mundial menos dañino que el liderado por las Potencias Imperialistas occidentales, por otro lado Rusia, China e Irán en Asia, enfrentan al NOM en vigencia, también en Latinoamérica naciones del Caribe Oriental, Centroamérica, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, entre otros, avanzan.

También tenemos naciones serviles al Nuevo Orden Mundial instaurado desde la segunda Guerra Mundial: Argentina, Bradio, Chile, Méjico y otros tantos apoyados por los EEUU, que pretende someter a los países renuentes, todos en su momento víctimas algunos de "Guerras Blandas", "Guerras de IV Generación", magnicidios y otros con invasiones devastadoras.

El mundo se debate entre "la Guerra" y "la paz". Digámosle con nuestras acciones a esta avasallante maquinaria industrial-militar de las naciones imperialistas que estamos dispuestos a defender nuestra humanidad. De lograrlo nos libraríamos de la destrucción de nuestro planeta. Así, lograremos cambiar la “Contracultura de la Guerra” por una “Cultura de la Paz”.