Es más fácil sentirlos que verlos, ese es mi primer consejo. Así que tendrás que estar atento/a a todos tus sentidos, no sólo al sentido de la vista. Ten cuidado con la sugestión, a veces cuando estamos esperando que ocurra algo, oímos y creemos ver, deberás primero buscar una explicación y si no la hay entonces no será sugestión.  A veces también se manifiestan a través de los sentimientos,  pena, llanto, dolor, rabia… siempre ten una libreta al lado donde vayas apuntando todo lo que ocurre y sientes, y si puedes también una cámara grabando.

Deberás prepararte, espiritualmente y mentalmente para la ocasión. Sino crees y te sientas a esperar, no ocurrirá nada.

Esto no es un juego.  Antes de nada deberás protegerte de alguna forma, un amuleto, una oración,…  empieza y acaba siempre presentando tu respeto a los espíritus.  Preséntate, diles cómo te llamas, y que vienes en armonía y en paz, y no a molestarlos. 

Si vas a intentar contactar con cualquier espíritu, señal que lo único que quieres es esa muestra  y sin respeto, atente a las consecuencias. Si de verdad lo quieres de corazón y respetuosamente sólo vendrán espíritus buenos, ahora si  te da igual quien se presente, el asunto podría terminar mal.  Tomate en serio, la comunicación con espíritus. Si no crees en fantasmas ni en el “mundo paranormal” jamás llegaras a sentir o ver uno.   No existe ningún hechizo ni encantamiento ni ritual que te haga ver fantasmas ni despertar dones que no tienes, cuidado con la información que hay por internet, es bastante dudosa. 

Ponte en un lugar o habitación donde no te vaya a molestar nadie.

Vídeos destacados del día

Prende una vela o intenta que la habitación no haya mucha luz.  Si puedes, ya como he dicho antes pon a grabar una cámara, y una grabadora o la grabadora de tu teléfono. Siéntate, relájate y abre tu mente. La mente deberás alejar todo pensamiento y dejarla en blanco. Puedes poner incienso si lo deseas o hacer unas respiraciones profundas. Debes estar relajado de cuerpo y mente. Una vez consigas ese estado, preséntate diles cómo te llamas, y empieza a hacer tus preguntas.  

Estate atento de las respuestas que pasen por tu mente, ya que los espíritus también usan el lenguaje universal del pensamiento. Puedes pedirle que te dé una señal, como que te toque, que mueva la llama de la vela en una dirección o incluso que de un golpe.  A veces también se los siente por el olor, o por una brisa fría.  Seguramente el primer día no obtengas resultado. Pero si vas practicando y te ganas su confianza acabarás viendo alguna señal.  Todos en algún momento de nuestra vida podemos tener alguna aparición o señal de ellos, lo único que se necesita es estar abierto de mente. #Misterio #Leyendas