Como una gran noticia, Nicolás Maduro informa de que ya no habrá más apagones debido a que ha llovido lo suficiente para que el nivel del Guri haya aumentado, pero en realidad la lluvia no es garantía de que los ciudadanos puedan seguir teniendo un servicio eléctrico normal porque el mantenimiento y las inversiones aun no se han hecho para mejorar esta situación.

Tal vez es un alivio para muchos ciudadanos contar de nuevo con este servicio básico ya que la luz, el agua y otro servicios públicos son derechos humanos de los cuales no se nos pueden privar, pero tomando en cuenta la gran escasez de alimentos y la falta de dinero para comprarlos en el mercado negro, las neveras de los venezolanos no necesitan luz porque están vacías.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Además también hay racionamiento de agua y cuando ella llega lo que sale es barro por las tuberías lo cual ha traído como consecuencia enfermedades como escabiosis (sarna), conjuntivitis y hasta infecciones estomacales, ya que no todas las personas tienen la capacidad económica para comprar agua envasada.

El gobierno Socialista del siglo XXI es sólo un ejemplo de desidia, corrupción e incapacidad para resolver los problemas de los venezolano, por el contrario cada día los hunde más en la miseria y les prohíbe recibir ayuda del extranjero con la excusa de que en Venezuela ¨no hay Crisis¨ y que todo funciona con total normalidad.

Tal parece que el régimen venezolano no se ha percatado de que el SIGLO XXI, ya llegó, está aquí, vivimos en él y no es sólo un nombre, es un siglo donde las cámaras, los videos, las redes sociales están a la mano de todos los individuos y no hay Dictadura que valga a la hora de mostrar una realidad ¨innegable¨

Pero cada vocero gubernamental parece recibir dinero extra para memorizar un sólo libreto y repetir como loros que todo lo que sucede en el país es culpa ¨de la oposición¨, que hay una guerra económica creada ¨por la oposición¨ .

Vídeos destacados del día

Según ellos, después de 17 años en el poder, no son responsables de todos los daños causados.

Pero ya el pueblo despertó y quiere, a través del Referendo Revocatorio y no dejando su sangre en las calles, lograr una transición que los lleve  poco a poco a recuperar todo lo que ha sido destruido en todos los fatales años del socialismo del siglo XXI.