Las nuevas generaciones

Mucho se ha hablado de las nuevas generaciones, de apoyarlas, sacarlas de las drogas, ir a su “ rescate “ como pomposamente hablan los políticos cuando se refieren a los jóvenes que no encajan dentro de las normas establecidas por los “ estudios sociológicos “ realizados por los gobernantes. Se maquillan cifras para que la población se trague los supuestos logros obtenidos por el gobierno contra la vagancia.

¿Pero cuál es la realidad en nuestro país?

1.- Los jóvenes en una gran parte ya son integrantes de los carteles de las drogas ya sea como “halcones“, nombre que se les ha dado a quienes vigilan el tránsito de las fuerzas del orden hacia las zonas controladas por estos, con un salario un poco mejor que los recibidos por los obreros.

2.- Otros que han engrosado las filas de los desempleados y que por lo tanto son susceptibles de hacer comercio informal con las consecuencias que esto deriva: extorsión por los inspectores, pago de permisos a los “lideres“ del lugar donde van a realizar su labor, falta de atención médica.

3.- Por último los que trabajan en los cruceros que en su mayoría son adictos a algún tipo de drogas, “solventes “que es lo más común, y que no son tomados en cuenta por esos estudios llevados a cabo por las “autoridades “. Estos últimos son, de acuerdo con los gobernantes, la escoria de los jóvenes, gente que no merece apoyo gubernamental alguno, pero que son utilizados únicamente para justificar las campañas sociales y cercanas a cualquier elección popular.

La falta de oportunidades tanto escolares como de trabajo con un salario digno para poder vivir dignamente, ha provocado que los jóvenes ingresen cualquiera de los tres puntos arriba señalados.

Vídeos destacados del día

Y si hablamos de los jóvenes que se preparan para algún evento deportivo, científico o de otra índole, estos llevan a cabo su actividad con recursos propios o con apoyo de alguna universidad, que son las que patrocinan a sus alumnos.

Ahora bien, veamos la situación real del país, el robo descarado del erario público, los recortes a los sistemas de educación y salud, la venta de la empresa mexicana que mantenía la economía más o menos estable (PEMEX), ha provocado que la crisis se agudice aún más y por lo tanto la atención a la juventud se haya minimizado al grado de casi desaparecer el apoyo a los jóvenes.

¿Quién es el responsable de que suceda esto?

Son varios los factores que llevan a estas causas funestas: la corrupción en los altos mandos del país, comenzando por el presidente de la república (así con minúsculas), el recorte presupuestal, la reducción del ingreso de divisas a nuestro país y por último y el más importante factor, las directrices que ejerce en lo económico tanto el fondo monetario internacional como banco mundial.

 

¿Por qué el banco mundial?

Porque son los operadores del dinero de las grandes empresas internacionales, quienes son las que prestan el dinero a los países con crisis financieras y son ellos los que señalan en que se deben invertir el dinero prestado. Y para ellos solo es redituable la educación siempre y cuando se privatice, así como los servicios de salud son redituables en cuanto les genere ganancias y por lo tanto programas sociales que beneficien a jóvenes no entran dentro de sus esquemas financieros.