La celulitis o la piel de naranja son uno de los principales problemas de cualquier Mujer, aparecen con los años, los malos hábitos o simplemente por la retención de líquidos, pero ¿Qué hay que hacer para conseguir quitarlas?

Para empezar debemos tener claro el concepto de la celulitis, y no es más que un cúmulo de tejido bajo nuestra piel, normalmente en nalgas, brazos, muslos o en el abdomen. Este problema es tan común que muchas veces es olvidado, pero siempre podemos reducirlo, o incluso solucionarlo.La dieta y el deporte son las dos herramientas principales para conseguirlo.

DIETA

Para evitar este problema tenemos que conseguir llevar una dieta alta en nutrientes procedentes de fruta y verduras, además de carnes blancas y pescados ligeros.

Estos alimentos tienen un mayor contenido de potreínas, vitaminas y nutrientes, y además, son bajos en grasa y ayudaran a que nuestro cuerpo este preparado para una posterior eliminación de la celulitis.

DEPORTE

El deporte es la segunda clave para solucionarlo. Los ejercicios cardiovasculares, como correr, salir en bici, o la elíptica, harán que nuestro cuerpo este ejercitado a niveles altos, lo que ayudará a mejorar nuestro metabolismo y prevenir o eliminar la celulitis Por último, y especialmente bueno para reducir la piel de naranja, son los masajes.

MASAJES

Un masaje en la zona conflictiva permite una mejor circulación y por lo tanto, una progresiva eliminación de este problema. Si a los masajes le añadimos un peine de púas naturales esta circulación será mayor. Además, podemos añadir productos alimentarios como la miel o el café para un mayor efecto.

Vídeos destacados del día

Actualmente está muy de Moda en las redes sociales un invento parecido a una ventosa para la solución de este problema, un tratamiento de cinco minutos en la zona promete solucionar la celulitis, por ahora no he visto resultados así que no os lo puedo recomendar.

Ninguna solución es milagrosa y se necesita la suficiente dedicación y persistencia para poder ver los resultados. Pero con estas tres sencillas claves, todo se puede conseguir. Tiempo y paciencia.