¿Será verdad que cuando nos hacemos mayores, y estamos cerca ya de la línea de la muerte, podemos ver cosas que los demás no?  Después de esta experiencia creo firmemente que sí.

Bueno, lo primero que todo es decir, que los nombres…  de esta historia no serán reales por respeto a las personas que les ocurrió. También tengo que decir que no suelo actuar en casos como este, pero en este concreto intervine porque era una persona cercana a mí.

Todo empezó con la conversación con una amiga pidiendo me ayuda. Me explicó que su padre de 80 años de edad, por las noches hacia cosas extrañas y que notaba una presencia en casa.  El hombre de 80 años hacia  2 años que había perdido a su mujer.

Vamos a ponerle de nombre a este hombre Antonio.

Antonio era y es totalmente escéptico a estos temas, es más después de lo ocurrido esa noche no quiso hablar del tema con nadie.  Una tarde me dirigí a la casa donde vivía esta familia, con mis aparatos y demás a ver si sacaba algo, pero ya de antemano les dije que cuando tenemos esa edad ya estamos en esa delgada línea donde vemos y oímos cosas que otros no.

Antonio días antes había tenido como unas especie de visiones. En una de golpe avisó a su hija diciéndole que qué hacia tanta gente en el recibidor de la casa, cuando su hija acudió al recibidor no había absolutamente nadie. En otra, en la habitación donde estaba uno de sus bisnietos jugando, veía a dos niños e inmediatamente avisó a su hija y la hija al comprobar que sólo estaba el nieto de ella, le dijo ¿qué niño? El contestó, había otro niño aquí, se habrá ido.

Vídeos destacados del día

 También días anteriores había habido movimientos y caídas de objetos sin ningún tipo de explicación. Así que llegue a la casa y me dispuse a intentar sacar alguna evidencia de actividad, grabadora en mano, Spirit Box etc no se obtuvo ningún tipo de resultado.  Así que me marche, olvidándome en una habitación mi maletín con todos mis aparatos de  las investigaciones.  Así que llame a mi amiga y le dije mañana me paso a buscarlo.

A la mañana siguiente cuando llegué a la casa, me encontré a mi amiga sonriendo y diciéndome: no te puedes creer lo que ha sucedido esta noche. Y me empezó a explicar. Durante la madrugada escucho a su padre  llamarla a voces, diciéndole que fuera. Justo en la habitación donde me dejé mi maletín de los aparatos de investigación se encontró a su padre.  Y empezó a explicarle a su hija y su yerno que si no veían a María (su difunta esposa) ellos le contestaron que no. El seguía insistiendo en que estaba allí en frente de él,  que le hablaba incluso. En un momento dado, cogió a su hija del brazo y le decía: ves a ti te toco y estás caliente, hizo un movimiento al aire y dijo en cambio a ella la toco (refiriéndose a  su difunta esposa) y esta fría.

La pareja decidió llevarlo hacia su habitación y acostarlo para que siguiera durmiendo, pero justo cuando salieron por la puerta de la habitación, todos mis aparatos que estaban en el maletín en aquella habitación empezaron a sonar sin que ni siquiera algunos estuvieran conectados.  

Esta es la historia, creo firmemente en que Antonio ve a su mujer, y que lo acompaña y cuida de él.  También creo que no debo intervenir en la situación, soy médium y si ese fantasma, la difunta esposa necesitara algo se hubiera manifestado estando yo o bien me hubiera  hablado. Simplemente está al lado de su marido. Por eso hay veces que ante algunos fenómenos no creo que haya que actuar ni molestar al Más Allá.