Es triste ver el mundo cuando ocurren cosas como el atentado de Orlando. Un atentando homófobo, racista, terrorista e intolerable.

Un montón de familias destrozadas, un montón de personas que han perdido su vida simplemente porque alguien decidió que por ser como eran no merecían vivir en este mundo.

Este mundo tiene muchas cosas bellas pero tiene gente como esta que se cree con derecho a decidir quién tiene derecho a estar en él o no.

Y si hablamos de este tipo de personas, tenemos que pensar que existe en todos los terrenos, hay personas que deciden que la mejor manera de divertirse es matando animales, o torturándolos.

¿A caso este planeta no es también de ellos? ¿Quién le dio el mundo la idea de que podía matar a quien quisiera cuando quisiera? El derecho a la vida  y al disfrute del planeta tierra es de todos los seres que viven en ella. Hay espacio para todos sin tener que molestarnos o dañarnos unos a otros.

Animales, personas, plantas, mujeres, hombres, gais, lesbianas trans, negros blancos, chinos, indios…. Todos los humanos y todos los seres vivos de este planeta tienen derecho a vivir y disfrutar de él.

Son los que se dedican a destruir a cualquiera de los seres vivos que en el viven los que tendrían que ser apartados de la sociedad para siempre.

Orlando está de luto, el mundo está de luto porque uno de esos que deciden sobre los demás ha decidido que esas personas que lo único que estaban haciendo era bailar y pasar un tiempo de relax no tenían derecho a vivir simplemente por su orientación sexual.

Vídeos destacados del día

Basta ya de tanta locura, si no te gustan los gais no trates con ellos, si no te gustan los ultra no trates con ellos en realidad la única ley que debe regir para vivir en paz y felices en este mundo es el respeto de los unos a los otros.

No dejemos que esto siga adelante, no dejemos que los extremistas, ultraderechistas y terroristas puedan decidir por nuestras vidas. Todos los seres vivos de este planeta tenemos el mismo derecho a disfrutarlo y a vivir como queramos siempre que no dañemos a los demás.

¿Es tan difícil de entender?