2

Todos los años por estas fechas, se aviva el debate sobre el maltrato animal. Y ocurre, curiosamente, en vísperas de la celebración de "El Toro de la Vega", en la población vallisoletana de Tordesillas. Se trata de un evento taurino con origen medieval. Consiste en dar caza y muerte con lanzas al animal dentro de los límites fijados para el torneo. Si el toro los sobrepasa, será indultado. 

Resulta extraño que las asociaciones antitaurinas y de protección animal, se manifiestan con mucho mas énfasis en estas fechas que en otras, y con mucho mas vehemencia con todo lo relacionado con el mundo del toro que con otros Animales.

¿Acaso no existe maltrato animal más que con los toros?

Efectivamente existen muchos actos en los que, los toros, sufren dolor antes de su muerte. El citado torneo, las corridas de toros, los toros "embolaos", los encierros, etc. Aunque muchos veterinarios hablen del escaso dolor que puede sentir el animal al ser picado en una corrida de toros, o cuando muere a manos del matador y su estoque, parece evidente que no se pueden comparar unos eventos con otros. Aún así, las protestas por medio de estos colectivos,  se centran por igual en todas las actividades que tienen que ver con el mundo del toro.

Pero, respetando todas las opiniones por igual, las a favor y en contra, es difícil ver activistas manifestándose o protestando en otros actos que, perfectamente podrían ser considerados como maltrato animal.

Vídeos destacados del día

Por ejemplo, "la Fiesta de la Matanza", que aún se sigue haciendo en muchos pueblos de España. Antes por necesidad, porque se sacrificaba uno o varios cerdos con objeto de aprovechar su carne (embutidos) proporcionando alimento durante todo el año. El matarife clavaba una daga o puñal en el cuello del animal que moría desangrado.

En la "Fiesta del Cordero" se conmemora cuando Alá quiso poner a prueba a Ibrahim y le ordenó degollar a su hijo. Cuando iba a hacerlo, Alá le paró la mano y le dijo que en vez de a su hijo lo hiciera con un cordero. En esta fiesta, los corderos son degollados vivos.

Incluso en los actuales mataderos donde se sacrifican animales para el consumo humano, las técnicas utilizadas en ocasiones, no son las menos dolorosas para los animales. Desde atontar con disparos de balas cautivas en el cráneo del animal a descargas eléctricas para posteriormente desangran a la res, o como se ha mostrado en un vídeo hace escasos días, introduciendo pollos vivos en trituradoras.

Cabe pensar que, de cualquiera de las formas anteriormente citadas, el fin siempre es el mismo. Y es el consumo de la carne para los humanos. Por eso encontramos voces muy críticas con las asociaciones animalistas que critican con dureza determinados maltratos y parecen ser ajenos al resto. Estos mismos, con relación al toro, esgrimen el argumento de que es un animal criado para tal fin, y en caso de no poder hacerlo, se extinguiría por su elevado coste de crianza.

Es posible que cada parte tenga su parte de razón. Pero a lo mejor es momento de empezar a pensar de manera mas global. No se puede si se debe ser sectario. Y desde luego no se puede ser hipócrita en algo tan sensible como es el sufrimiento de un ser vivo.