Posteriormente, el filósofo alemán tuvo la oportunidad de conocer a Friedrich Majer con el que  buscó introducirse, a lo que es la filosofía hindú. Este momento fue clave para encontrar en ello, una respuesta a esa serie de interrogantes que todo ser humano, en su devenir existencial, se plantea. Encontró en ello, una riqueza mística que le permitió trasladarse en supuestos filosóficos de manera vertical u horizontal, sin ser atrapado por las corrientes filosóficas que imperaban en aquellos tiempos.

Toda esta experiencia y estudio lo llevó a desarrollar y presentar su obra titulada: “El mundo como voluntad y representación”, en el que se lee y descubre esa mística y libertad del desarrollo de la sabiduría en la filosofía hindú, como lo señalaba en el párrafo anterior.

Además, habrá que decirlo, encontramos en él, un reconocimiento y admiración que siempre le profesó Schopenhauer, por la que es considerada por la academia, como una filosofía idealista, del filósofo alemán Immanuel Kant.

En todo este periplo de su vida, vemos a un pensador en un estado de introspección y enriquecimiento, en el desarrollo de sus ideas. En su actuar, fue un ser un tanto solitario, tanto por una necesidad propia de su ejercicio filosófico, como de su propio carácter. Fue un ser un poco antipático, huraño e inmensamente amargado. Aún así, tuvo ciertos comportamientos que para él eran estimulantes, como la anécdota de que en las clases de Hegel, aprovechaba algunos momentos para insultarlo frente a sus alumnos.

Es en el año de 1836, cuando el filósofo Schopenhauer, empieza a escribir una cantidad interesante de ensayos que, una vez depurados, bajo el criterio de calidad reflexiva y literaria, seleccionó para que, junto  con su tesis, anteriormente escrita, lo publicara como la segunda parte de su obra titulada: “El mundo como voluntad y representación”.

Vídeos destacados del día

Es en este momento que se consolida como un autor filosófico de gran importancia, que en los próximos años irá madurando.

En el año de 1860, y según datos historiográficos, el filósofo alemán Arthur Schopenhauer muere a raíz de un paro respiratorio que lo aleja de lo que él siempre consideró, el peor lugar para vivir. Recordemos que como todo un pesimista, argumentaba que estábamos en el lugar menos idóneo para existir. Que contrario a lo que muchos afirmaban, el ser humano no era portavoz del mal. Es en esta tesis que centró su quehacer filosófico, como veremos más adelante, fue una intensa aportación que dejó al mundo y a la historia de la filosofía. #Libros #Filosofia