Es fácil pensar que sólo los adolescentes se hacen esas preguntas acerca de la #Religión y de Dios; estamos acostumbrados a escuchar desde pequeños a los sacerdotes en la iglesia y a algunos padres en el hogar, hablando de lo bueno o lo malo que puede ser Dios a la hora de juzgar cada una de nuestras acciones o comportamientos.

Pero es indudable que la forma como hayas sido educado en el hogar es clave para ver o sentir de Dios de una manera u otra. Las iglesias están llenas de personas que rezan, piden, imploran por cada uno de sus pecados, pero al salir de ahí, le amargan la vida a las personas que tienen a su alrededor, mientras que otras viven dedicadas a ser felices a ellas mismas y a los demás y pocas veces llegan a la puerta de una iglesia.

En cualquier religión sucede esto, la doble cara, el decir una cosa dentro de su templo y practicar otra al poner un pie fuera de él. Escuché una vez a una persona quien trabajaba con un médico judío diciendo que él durante todo el año le hacía la vida imposible a todos sus empleados y que un día era suficiente para pagar sus culpas, EL DÍA DEL PERDÓN (Yom Kipur). Realmente los judíos son perdonados en ese único día del año donde hacen ayuno y comparten con su familia un gran banquete una vez terminado?

Ni qué decir de esos llamados MUSULMANES quienes en nombre de su Alá, disponen de la vida de otros creyendo que irán al cielo. Puede realmente un ser humanos pensar que arremetiendo contra las personas, torturándolas, asesinándolas, van a congraciarse con Dios y llegar al cielo? Ni qué decir de los sacerdotes pedófilos...creen ellos que si no los descubren llegarán al cielo sólo por ser integrantes de la Iglesia Católica?  

También hay que preguntarse acerca de esas religiones donde las mujeres no pueden usar pantalones o las personas no pueden tomar licor ni bailar...¿Son ellos mejores que el resto de los demás? ¿Van a ir al cielo por esas acciones? ¿Dios los ve diferentes?...La verdad es que en todas LAS RELIGIONES hay BUENOS Y MALOS, así como bonitos y feos.

Vídeos destacados del día

Sólo que unos tienen más libertades que otros, unos siguen a ciegas los preceptos religiosos y otros no.

No hay que ser Psicólogos, Psiquiatras o Sociólogos para estar seguros de que las personas honestas, amables, colaboradoras y que se preocupan por hacer el bien sin mirar raza o religión del prójimo, con toda seguridad, van a ir al cielo. Si las leyes y las normas de la diferentes iglesias suponen que debemos pasarnos la vida rezando, al verdad es que Dios debe ver con ojos diferentes a quien hace el mal o el bien porque si eso no fuese así, qué importaría ir por el mundo haciendo daño a nuestros semejantes.

Al fin y al cabo cada quien es capaz o incapaz de verse a sí mismo al espejo y simplemente poner el alma y el corazón en sus manos para darse cuenta  si se está comportando realmente como lo piden su religión, sus amigos, su comunidad, su partido político o él mismo como ser humano responsable y maduro; porque no todo creen en un DIOS, no todos creen en un ser invisible que todo lo ve, lo castiga o lo perdona.

#Educación #Filosofia