Maldita sea el día en que salieron películas del estilo “El sexto sentido”, ese fue quizá, el inicio de esta oleada de sensitivos que aseguran ver muertos hasta en el baño de su casa. Pobrecitos míos, ya ni para ellos existe el derecho a la intimidad. Si existen mil grupos de investigación paranormal en España, cada uno de ellos asegura tener entre sus filas por lo menos a uno de estos personajes que espían a los difuntos, algunos incluso dos.

Hay una pregunta que me ronda la cabeza cuando observo todo esto, y es que ¿Seré yo el que tengo el problema? Puede ser que el ser sensitivo forme parte de la evolución del ser humano y que yo, me haya quedado estancado por el camino.

Ver muertos ya no es nada raro ni un don, sino que es algo normal, los raros somos los que no lo podemos hacer…cosas de la vida.

Hay sensitivos que llegan lejos, como es el caso de Paloma Navarrete, la médium de “Cuarto Milenio” que ahí donde vaya se encuentra rodeada de una oleada inmensa de fantasmas que, poco le faltan para invitarla a la cena de fin de año en el cielo o en el mismísimo infierno.

Si es que cuando digo que el misterio es un circo donde abundan los payasos, me quedo corto, muy corto. Por si fuera poco, también hay sensitivos que aseguran tener dones de curación, ¿Qué no? Sentaros porque lo que viene a continuación es fuerte.

Hace unos años conocí a uno de estos “sensitivos”, el cual, aseguró que durante un viaje al norte de España, presenció un accidente donde un niño se rompió la pierna.

Vídeos destacados del día

Pues bien, el susodicho, se acercó al herido y con tan solo ponerle las manos sobre la pierna, los  huesos se soldaron por arte de magia. Y luego nosotros exigiendo una sanidad digna, ¿para qué? Si tenemos a este tipo de héroes que hacen esto con sus manos. Eso si, recuerdo que este chico se rompió el dedo y se fue a la mutua para que se lo entablillaran.

Una oleada de sensitivos en España es lo que estamos viviendo. Que a nadie se le ocurra llevarles la contraria, pues por norma general, tienen infinidad de acólitos que besan el suelo por donde pasan estos “humanos” cada vez más comunes. En fin, sigamos indagando por este maravilloso mundo llamado #Misterio.

Para acabar, quiero decir que es probable que alguno de estos sensitivos sea real, es más, me he topado con alguno de ellos que me ha dejado con la boca abierta, pero os hablo de uno o dos como mucho, no de los millones, si, he dicho millones que alardean de ser lo que no son.

¿Habrá algún grado universitario en un futuro que te enseñen a adquirir ese don? #Leyendas