Indignados, los venezolanos escuchamos como Fidel, quien se ha inmiscuido en Venezuela desde hace 17 años con el permiso del fallecido Hugo Chávez, hablaba de COMUNISMO de nuestro país.  Para ese entonces ya muchas compañías privadas estaban en manos del ESTADO o el  GOBIERNO, además se habían EXPROPIADO haciendas privadas, terrenos y además cerrados medios de comunicación como RCTV y algunas radio emisoras.

            Fueron creados centros de salud para que los médicos cubanos ejercieran su profesión en #Venezuela sin necesidad de revalidar sus títulos, pero también contamos con deportistas y militares quienes pudieron desarrollar su profesión con total libertad.

            Sin darnos cuenta de la rapidez con la cual todo sucedía e incrédulos de lo que podía suceder, nuestra esencia de país soberano se nos fue yendo de las manos hasta el punto en que hoy en día nuestro registro de identidad está en manos DE LOS CUBANOS.

            Con toda desfachatez, el difunto y el actual ¨presidente¨ iban y venían de y hacia Cuba en repetidas ocasiones, con o son motivo aparente, de la misma manera como los barriles de petróleo regalados no dejan de regalarse al hermano país.

            Si bien aún queda uno que otro periódico de oposición, esto prácticamente es un adorno porque hasta el papel necesario para su difusión lo controla el gobierno. Aún también se puede hablar con libertad por una que otra radio, pero siempre con la espada de Damocles al filo del cuello de cada locutor cuando se atreve a hablar más de lo permitido por el régimen u hasta por su auto censura.

Vídeos destacados del día

            Según la Constitución, las marchas y protestas son un derecho y el gobierno las limita y las reprime hasta el punto de tener las cárceles llenas de más presos políticos que de delincuentes, quienes deambulan libremente y sin ser reprendidos por sus actos vandálicos.

            Tenemos toda la libertad de viajar sin pedir permiso, pero es el gobierno quien controla las divisas y las reparte a su entera conveniencia y además, deja de pagarle a las líneas aéreas lo cual ha traído como consecuencia, su partida sin retorno, dejándonos a los venezolanos sin forma ni manera de salir del país, a menos que un familiar que haya emigrado, nos compre el pasaje en dólares porque en Bolívares, ya no hay.

            Venezuela no es Cuba, pero vive en el más profundo de los huecos de los preceptos comunistas; no somos cubanos, pero nos gobiernan Fidel y Raúl, a través de un colombiano a quien el difunto dejó para ser presidente PARA SIEMPRE, como si se tratara de un país que no es Cuba, pero  que se le parece mucho. #Elecciones #Elecciones Venezuela