«Nuestro modo de concebir las cosas depende de tantos condicionantes externos que podría escribirse la geografía de cada pensamiento. Comenzaríamos por el matiz del cielo y terminaríamos por la posición de una silla. Los arrabales del pensamiento tienen también su propio sentido.» E.M Cioran

En estos últimos meses si se nombra a Estados Unidos, lo más seguro es que a nuestra mente venga un hombre rubio que aparece todos los días en las noticias.

Donald Trump se ha convertido casi en un símbolo, no sólo de la situación que se vive en Estados Unidos, sino la situación que se vive en América.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Porque es verdad que América no es un país. Hay muchas personas que critican a otras cuando dicen América refiriéndose a otras partes del continente americano. Lo que no podemos negar es que la influencia que recibimos de Estados Unidos es potente, lo cual viene sucediendo desde hace mucho tiempo.

Desde que muchas personas decidieron que la respuesta a sus problemas estaba en el norte de América.

He escuchado muchas historias de personas que cruzan las fronteras, pero hace algún tiempo leí la columna de Valeria Luiselli una escritora mexicana. Hablaba sobre las historias, que imagino, ella escucha a diario y cómo de alguna forma se las relata a su hija. Al final decía: Las niñas llegaron hasta el aeropuerto de JFK. Las esperaban su mamá, su hermanito y un padrastro. Ahora tienen una orden de deportación. ¿Y cómo termina la historia? No sé. Tal vez no termina. Tal vez el destino de los que migran es nunca llegar del todo.

Tal vez el destino de los que migran, hoy, más que en otras ocasiones está opacado por el riesgo que representa la presencia de alguien como Trump.

Nuestro modo de concebir las cosas depende de tantos condicionantes externos que podría escribirse la geografía de cada pensamiento, dice Cioran.

Vídeos destacados del día

A mí me gustaría conocer la geografía del pensamiento de Trump. Tocar este tema es seguir hablando de lo mismo que se dice a diario, pero cada vez gana más revuelo y no hay quien le ponga un alto. La historia se decidirá para muchos inmigrantes que lo han dejado todo por buscar el tan famoso y casi, extinguido, sueño americano. Personas que hoy en día no saben adónde pertenecen, que sufren una pérdida de cultura por la influencia del país que han adoptado como el suyo y que ahora les niegan a falta de documentos. Y ¿cómo termina la historia?