Hace apenas cinco meses en España se celebraron elecciones generales. El resultado de las urnas, fue un revoltijo difícil de digerir. 

Su principal consecuencia, el nacimiento de un movimiento que pretende extenderse por toda la geografía española, su objetivo terminar con lo que considera la represión de la masa. 

Caudillismo

Los seguidores de este movimiento consideran que la masa, la sociedad en general, tiene  la necesidad de rebelarse, porque viven en una situación de miseria que no pueden soportar por más tiempo. 

Pero, se trata de un movimiento dañino, ya que se sostiene sobre un solo hombre, a quien le presuponen que tiene la capacidad de ser el director de los nuevos tiempos.

Se pretende que permanezca en el Poder durante un largo tiempo, aunque en público dicen lo contrario. Después de él no puede existir nadie que trate de hacerle sombra. 

Las decisiones, acertadas o equivocadas, solo las puede tomar una persona, ellos mismos se creen la única fuente del conocimiento y del bien. Con lo que están negando el desarrollo de los demás. 

Otra características del nuevo caudillismo, a parte del pensamiento único en el que se basan. Es que, pretenden mantener su verdad absoluta, algo que no contrastan con la realidad que se vive, por lo que caen en el absurdo. 

Es la base fundamental de todo caudillismo, impone su verdad, porque  tiene una supuesta autoridad. No acepta ninguna discrepancia a su opinión. Todo el que está contra ellos es su enemigo. 

El renacer del caudillismo en España

Los seguidores del movimiento y su líder, se convierten en unos idealistas, tratan de justificar sus teorías de la realidad, la quieren cambiar sin haber comprobado antes, si es cierto que ésta es tal y como la presentan. 

Tienen una concepción distorsionada de todo, la historia y la realidad para ellos, son diferentes.

Vídeos destacados del día

Todo gira alrededor de la postura de su líder. Son anti-todo, son dictadores totalitarios. Creen que ellos son los que han evolucionado cuando en realidad lo único que han hecho, es resucitar un pasado que ya debía estar olvidado y enterrado

Pero, parece que la sociedad que no quiere este tipo de movimientos, poco a poco empieza a despertar. Ya está cansada de aguantar posturas anti-democráticas y totalitarias. No quieren regresar al pasado,, que supone este tipo de movimientos.