En 2010 aparece un escrito procedente de las cabezas pensantes de la extrema izquierda separatista catalana mutada desde el carlismo clásico titulado "Ells o nosaltres" (Ellos o nosotros), que es la hoja de ruta de la voladura de la convivencia en Cataluña y la destrucción de la burguesía moderada y conservadora catalana, y su sustitución por una amalgana de fuerzas neomarxistas de carácter leninista-estalinista que acaban cuajando en las CUP (Candidaturas de Unidad Popular). Estas fuerzas, junto al carlismo vasco-navarro, y del resto de España junto a fuerzas izquierdistas como los Comuneros en Castilla la Vieja, habían preparado la destrucción del orden constitucional posibilitado por la Constitución de 1978 y el derrocamiento de la monarquía encarnada por Felipe VI.

Estas fuerzas de carácter terriblemente hostil al liberalismo y a la democracia parlamentaria se han conjurado para destruir el orden existente.

Pero hay que añadir que esto se ha extendido a Europa y Norteamérica. Puede arrastrar al mundo entero y poner en peligro la paz mundial y, en último extremo, la supervivencia del ser humano sobre la tierra en lo que sería la victoria del Anticristo sobre la Iglesia y el mundo y el Apocalipsis final, como muy bien relatan las profecías de las Sagradas Escrituras. Pero en este caso el número de la Bestia no es el 666 sino AGC. Lo impedirá la Segunda venida de Jesucristo y el advenimiento del Reino de la Luz, la Paz y el Amor no sin destacar que la Bestia y su ejército de las tinieblas todavía tienen un enorme poder destructor, y que muchos justos e inocentes serán asesinados.

Vídeos destacados del día

Pero su fin está cerca.

En este orden de cosas es necesario que la socialdemocracia liberal austriaca no sea destruida por el extremismo derechista-populista y que éste no venza en la segunda vuelta de las elecciones austriacas. Recordemos la destrucción por Dollfus de la socialdemocracia austriaca en el siglo XX, auténtico precursor de la victoria del nacionalsocialismo alemán, con Hitler a la cabeza, y la barbarie nazi por todos conocida. También que el legitimismo francés sea derrotado y el Frente Nacional no alcance el poder. Que el Reino Unido no abandone la UE y que Hillary Clinton alcance la Casa Blanca.