Dani Ceballos jugador del Betis no aprende. Si hace unos 3 o 4 años insultaba a los catalanes a través de Twitter o enviando mensajes a Gerard Piqué insultándolo, este fin de semana la ha vuelto a liar.

El equipo Bético jugó este fin de semana contra el Getafe en el Benito Villamarín con victoria del equipo verdiblanco por dos goles a uno.

La derrota del Getafe le condenaba al descenso directo a Segunda A. Según la Cadena Ser en el programa del Larguero  desveló que el jugador Dani Ceballos habría deseado a los jugadores madrileños del Getafe  que se pudrieran en Segunda y desaparecieran para siempre.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal FC Barcelona

Este chaval tiene muy pocas luces, ya se vio en el partido contra el F.C.Barcelona el odio que tenía sobre Piqué, pasando de los Tweets amenazantes años atrás a repartir patadas sin balón al jugador culé.

El entrenador del Betis Juan Merino, puso en su sitio a su pupilo con unas declaraciones muy claras.

"Soy muy claro. Cuando ganas y ellos están con uno menos, hay maneras y maneras. Y Dani tiene que aprender que hay que respetar al contrario. Eso ha hecho que se molestara Cala. Hay que competir con respeto, Dani tiene que mejorar en diferentes cosas, para que vaya siendo mejor profesional y mejor persona".

El inaceptable comportamiento del jugador debería ser sancionado o abrirle un expediente. La suerte que tuvo es que el arbitro no lo vio y no puso nada en el acta del partido.

No como a Luis Suárez que fue sancionado con dos partidos en la Copa del Rey contra el Espanyol donde el colegiado anoto en el acta

"Mientras todos los jugadores del Espanyol subían las escaleras del túnel de vestuarios, les esperó y se dirigió a ellos repitiendo en varias ocasiones lo siguiente: "Aquí os estoy esperando, venid acá; sos un desecho". Provocando con esto un enfrentamiento entre jugadores de ambos clubes, debiendo intervenir el personal de seguridad allí presente, así como los cuerpos técnicos de ambos equipos."

Si fue verdad o mentira lo que escribió el arbitro eso no lo sabremos nunca