Se dice que cada uno hace con su vida lo quiere, es cierto. Ahora bien, cuando las acciones de unos repercuten automáticamente en la vida, en el trabajo o en los pasatiempos de los demás, ahí la cosa cambia.  

Martes 3 de abril del 2016, una fecha fatídica en la que TV1 emitía el programa “Comando Actualidad”, esta vez, dedicado al mundo del Misterio y de los fenómenos paranormales.

Vamos a centrar nuestras miradas en Sevilla, donde uno de los entrevistados alardeaba de realizar rutas donde prometía a la gente que “iba a pasar miedo” por el módico precio de 20 euros.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Espera, espera ¿Y qué pasa si esa noche no sucede nada? Me pregunto yo, pues que yo sepa, un fenómeno paranormal es algo bastante insólito y único. Eso no va a ocurrir, pues hasta la fecha, “nadie se había quejado” nos recalca el organizador de dichas “rutas”.

 ¿Tiene algún tipo de contrato pactado con las entidades del más allá y les da una parte de esos veinte euros por su aparición? ¿O de lo contrario se ha montado su propio circo como hacen muchos otros?. ¿Adivináis la respuesta? Yo sé que si.

Aquí no queda cosa, pues ahora parece que incluso los teléfonos móviles están preparados para captar cualquier fenómeno paranormal. Se acabaron las grabadoras, los sensores de movimiento, las estaciones meteorológicas y demás parafernalia, ahora, todo esto se resume en una simple App para teléfonos inteligentes. Me pregunto si de aquí poco podremos contactar con los fantasmas a través de WhatsApp, total, si lo digo yo seguro que me toman por loco, ahora bien, como lo dice un “prestigioso” investigador…pues su palabra va a misa.  

He de decir que también aparecieron investigadores que realmente intentan hacer un buen trabajo, pero que en esta ocasión han participado en un espectáculo que se asemeja al circo ambulante de mi barrio.

Vídeos destacados del día

Un circo donde su dueño, como ya hemos dicho, tiene sede en Sevilla y promete fenómenos paranormales por 20 euros. ¡Pero cuidado! Que sólo aparecen si pagas, que los fantasmas no trabajan gratis. Diciendo todo esto pienso en lo injusta que es la vida para estos trabajadores que carecen de carne y hueso, pues ellos ni cotizan ni tienen derecho a paro, y lo que es peor, cobran en negro, algo común en este país llamado España.

Los fenómenos paranormales existen, no digo que no, pero que nadie caiga en la trampa de pagar por ser engañado. Si usted, como lector, quiere presenciar algún fenómeno de esta índole, vístase de aventurero y adéntrese por sí mismo a lugares envueltos con un halo de misterio. Pague por saber y aprender, pero nunca por vivir algo que se supone que es único y al día siguiente otros también lo van a vivir.

Gracias TV1 por dar rienda a suelta a quien destruye el misterio.