Este artículo es fruto sólo y exclusivamente de una reflexión individual  y como consecuencia directa de todos los hipócritas en relación a los “Panamá Papers”. No suelo escribir artículos subidos de tono, así como tampoco suelo escribir artículos que puedan resultar ofensivos, pero la tomadura de pelo que estamos viviendo es algo que hace aflorar el sentimiento de lucha en el corazón más pacífico del mundo.

       No pretendo juzgar a nadie de los implicados, pero si sus actos y actitudes. En primer lugar tenemos a aquellos como Pedro Almodóvar que es una figura importante en lo que concierne a la lucha y a la protesta, sobre todo por aquel sentimiento de crítica  los diferentes gobiernos, aunque siempre más duro con la derecha.

Ahora resulta que a pesar de sus consejos morales, éticos y de buena praxis, él prefiere gestionar el dinero fuera del país. No nos toques las pelotas Pedro, para subirse a un escenario y criticar a quien tanto nos está machacando al menos hay que sufrirlo como nosotros, ser la cara visible de una protesta, que no sientes porque sino la sociedad en Panamá no habría nacido, es algo muy digno para personas que parecen no querer mezclarse con nosotros.

      Por otro lado está el club de los “Españolistos” como bien he escrito en otro artículo de pura información. Borja Thyssen, Bertín Osborne y alguno que otro como el ministro Soria. Este club es característico porque se sienten orgullos de su país y llevan la banderita de España en la muñeca, defienden las tradiciones y suelen oponerse a partidos políticos como #Podemos o Izquierda Unida, de forma cautelosa acogen al PSOE y por supuesto el PP y Ciudadanos son sus preferidos.

Vídeos destacados del día

No nos toquen las pelotas más por favor, ser buen español es pagar los impuestos aquí y no llevar la pulserita. Encima hay personas que prefieren y se sienten más seguros gobernados por estas personas y parece que incluso hay que rendirles pleitesía.

     Junto con intelectuales y premios nobel como Vargas Llosa, el club de los “Españolistos” se unen para desinformar, dar consejos de moral y como debe actuar un buen ciudadano. Hablan de Venezuela, del Chavismo (un Hugo Chávez que fue amigos del Rey, Felipe González, Zapatero e incluso Aznar), pero ahora una vez muerto parece que eso es cosa del pasado y todo sirve para atacar a Podemos. Resulta que el señor Vargas Llosa también ha sido pillado y como todos los demás ellos no sabían nada, al igual que la infanta o Rita Barberá. Vamos que dan consejos y copan las altas cúpulas y ahora sólo saben atacar a la prensa que saca los papeles de Panamá y poco más.

    Una de dos, o hay que ser tonto e ignorante para que te den un nobel, un programa en TV y dirigir la política, o simplemente nos están tocando la pelotas por encima de sus posibilidades para reírse de nosotros. Desde la Edad Media no hemos cambiado tanto los ricos y los poderosos siempre nos quieren cortar la libertad de  pensamientos, por eso hoy tenemos que demostrarles que no nos creemos más de sus mentiras.

      Dicen que son los grandes capitales los que mantienen el país, ¿Acaso saben qué tres de cada cuatro euros qué recoge el Estado salen de las rentas de las clases medias y trabajadoras? Imagino que lo saben, pero se callan para que tú no o sepas y sigas siendo un siervo del poder y de estos enfermos mentales que tantos consejos políticos y de buena praxis dan. También imagino que sabrán que gracias a la amnistía fiscal del partido popular pagarán un 3% el dinero, mientras que una familia humilde paga mínimo un 5% de su salario. Si esto no es tocar las pelotas entonces ¿Qué es?

      Esto no va entre lucha de colores, bandos políticos, ni tan siquiera de partidos políticos. Esta lucha es entre la decencia y la indecencia, entre la honradez y la delincuencia. Una lucha entre la libertad de pensamiento y el de un pensamiento atado y servil al poder. #Corrupción #Panama Papers