Carlos Lozano me ha hecho recordar aquellos tiempos en los que las masas se concentraban en las calles para lidiar con la injusticia en pro de la educación y la sanidad, manifestarse contra los recortes y el despotismo y en algunos casos, salvar a un reo de la pena capital.

Pero estamos en 2016 y hoy día las multitudes ocupan las plazas para, véase la paradoja, condenar a muerte la cultura. Y esto no ha sido más que otra muestra de lo que es capaz de hacer con nosotros la tele-basura y su repugnante deriva intelectual en la que ha sumido nuestro país.

Porque Spain is different y para muestra un botón: Si sumamos el desfalco de lo público desde todas las facciones del espectro político español, nos encontramos con un agujero de varios miles de millones de euros que, de haber sido utilizados debidamente, arreglarían en gran medida algunos de los dramas nacionales con mayor impacto en el ciudadano de a pie.

La cultura grita ¡Sálvame!

Sin embargo, a las marujas y maripilis lo que de verdad les aflige es que su presentador favorito caído en decadencia o la hija de un personajillo televisivo que ha trabajado con eminencias de la talla de Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez, ganen la notable y merecida cantidad de 100.000 euros por pasar unas vacaciones en una casa (en la que cabrían diez familias de refugiados dicho sea de paso) y cuyos retos se basan en hacer la cama y fregar los platos, es decir, lo que hacen nuestras queridas marujas y maripilis todos los santos días y no reciben ni las gracias. 

Y es más triste cuanto más lo piensas.

Personas normales y trabajadoras, que, supongo que tendrán sueldos de personas normales y trabajadoras, los cuales son consumidores de un tipo de televisión que si bien es más que cuestionable desde el punto de vista moral y cultural, para gustos, colores, aunque el amarillo sea más feo que el Fary

No les basta con consumir una televisión que financia a personas incompetentes una vida de la que no son merecedores, sino que además insisten en cambiar el curso de estos Reality Shows enviando mensajes para ayudar a desconocidos a ganar cantidades absurdas de dinero que por cierto, la historia demuestra que ese dinero por lo general lo utilizan financiando proyectos para avergonzar más a la raza humana como libros biográficos o blanqueamientos anales. 

Así que como breve resumen pensaré en aquella cita del canciller Otto von Bismark sobre nuestra amada patria: ´´España es la nación más fuerte del mundo: lleva siglos intentando autodestruirse y nunca lo ha conseguido´´.

Vídeos destacados del día