El primer caso registrado de España de un poltergeist. La casa del duende Esparto. Año 1915.Valencia.

Estamos acostumbrados a siempre ver casos extranjeros, pero la verdad que en España también han ocurrido varios casos de poltergeist. Este es uno de ellos.

Uno de los primeros casos registrados de sucesos paranormales, fue en 1915 en Valencia, en el entresuelo del número 7 de la Plaza del Esparto de Valencia, barrio del Carmen. En el mes de mayo en esta casa empezaron a producirse los fenómenos paranormales. Todo comenzó en una casa, donde vivía la familia Colomero. Empezaron por escuchar extraños ruidos en la casa siempre a las mismas horas del día, a primera hora de la mañana, a última hora de la tarde y de noche.

La familia incluso estuvo dos días sin poder dormir.

El 6 de julio de 1915 el Gobernador civil Sr. Montilla ordenó a un grupo de guardia civiles, investigar y registrar el inmueble. Ya que la prensa se hizo eco de la noticia, y empezaron a recibir multitudes de gente, para ver los fenómenos paranormales en primera persona.

"A las diez de la noche empezaron los ruidos y golpes": Esta es una de las frases que salen en el informe policial.

La guardia civil no encontró de dónde procedían los ruidos.

Otra búsqueda fallida para encontrar explicación fue la del arquitecto del ayuntamiento.  Introdujo micrófonos, revisó la estructura de la casa y el alcantarillado. Su búsqueda falló, no encontró explicación a los fenómenos paranormales de la casa. Y mientras tanto gente de todos los lados seguía llegando para vivir en primera persona los golpes que producía el duende.

Vídeos destacados del día

Hasta las iglesias de la zona se hicierón eco de la noticia y celebraban misas especiales para pedir ahuyentar a los malos espíritus y demonios que habitaban la casa del duende.

El día 13 de julio de 1915 desaparecieron igual que aparecieron, los misteriosos golpes o también llamados fenómenos "rap" en la parapsicología y hasta día de hoy los golpes de la casa no han vuelto a suceder más. ¿Por qué? Un Misterio más sin poder resolver.