Es necesario en un principio entender que el movimiento socialista, como lo concibió el ex-presidente Hugo Chávez y que tanto daño ha causado, no inicia al azar, es consecuencia de un proceso degenerativo de las políticas internas en materia económica y sobre todo social en #Venezuela y dediqué la primera de dos partes de este artículo a explicar de forma muy general y desde mi opinión las razones previas al fenómeno social-chavista.

El auge del mercado petrolero a finales del siglo XX desencadenó el desarrollo de un modelo rentista dependiente de la exportación de crudo que, por la dinámica comercial generada a raíz de este hecho, progresivamente el campesino fue abandonando las tierras.

La idea dejó de ser el desarrollo industrial integral y el foco pasó a estar principalmente en la apertura del negocio petrolero. El campo, en términos de agricultura, ya no era rentable para el campesino pequeño, sino para grandes capitales que manejaron a su antojo este y todos los grandes ejes de la industria nacional. A su vez, y en algunos periodos viviendo en una frágil burbuja creada por los abultados ingresos petroleros, iniciaron los desbarajustes sociales, la desviación de fondos, #Corrupción y en general la minimización de toda iniciativa que ayudara o promoviera los beneficios a los más necesitados.

La burbuja de la Venezuela saudita estaba destinada al fracaso. Reclamos, quejas y retoños de rechazo empezaron a crecer en las masas, estallidos sociales como el llamado “Caracazo” (ocurrido durante el segundo periodo de Carlos Andrés Pérez) fueron los avisos de un pueblo que pedía a gritos ser reivindicado.

Vídeos destacados del día

1992, primer aviso del comienzo del fin. El intento de golpe de estado, orquestado por el teniente coronel Hugo Chávez, fue la idea hecha hito del descontento social e incluso institucional reinante en la época. Es necesario mencionar que, y como debía ser, Chávez, asumiendo la responsabilidad, y muchos de sus partidarios cayeron presos por innumerables violaciones a la legislación interna, destacando también los más de trescientos muertos que dejó como saldo lamentable la intentona golpista.

1994. Comienzo de la reformulación de la política nacional. Con el ejecutivo bajo la tutela de Rafael Caldera, Hugo Chávez sale de prisión por presiones y acuerdos internos a través de la figura legal del indulto presidencial, momento en el cual retoma las luchas políticas en “defensa del pueblo”, pero ahora desde una perspectiva cívica y a través de las vías democráticas constitucionales. Los planes iniciados por Chávez con el partido MBR 200 desde hacía varios años, empezaron a tomar forma y fuerza e incluso cambiando el nombre del partido a “MVR” (Movimiento quinta república), nombre premonitorio por demás, que enmarcaría los cambios estructurales profundos que estaban por iniciar.

1998. ¡Chávez es presidente! En las elecciones de diciembre, y con 56.2% de los votos, el teniente coronel oriundo de Sabaneta, estado Barinas, Hugo Chávez se hace del poder político, y llamando a la unidad del pueblo revolucionario, ahora hecho gobierno, comienza desde la toma de posesión en enero de 1999, a sentar las bases para la convocatoria a una Asamblea Nacional constituyente en la que se reestructuraría el poder público nacional y nacería la constitución nacional, vigente hasta ahora, en general marcos jurídicos que “legalicen” la venidera revolución. #Crisis