Obama presidente de Los Estados Unidos, a través de su posible llegada como  secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (#ONU) estaría presentando  la ‘solución final al conflicto de Israel y Palestina’, con el fin de reanudar el proceso de paz entre Israel y las autoridades palestinas.

El objetivo es entregar a los palestinos la ciudad de Jerusalén Este como capital de Palestina y a su vez, los palestinos deberán reconocer a Israel como estado judío; basada esta solución final en la línea de armisticio de 1949 establecido por Israel y sus vecinos árabes.  

Existe acuerdo por parte de los palestinos de que Obama sea la persona que reanude el proceso de paz y seguridad ante la ONU, e inclusive han considerado al presidente Obama como ‘el salvador de Israel y Palestina’.

En el libro de Primera de Tesalonicenses 5:3 está anunciada la paz y seguridad; pareciera que todo está encajando con lo que está planteando el presidente Obama acerca de reanudar el proceso de paz entre Israel y Palestina.  

Esta profecía de Paz y Seguridad entre Israel y Palestina –el mundo obsesionado por tener paz y seguridad- se cumplirá porque es palabra de Dios; e incluso Israel será engañado y romperá el pacto sempiterno con Dios para firmar el pacto de paz y seguridad con los palestinos y con el apoyo del hombre o nación que Dios haya escogido para que se cumpla su palabra profética. Pero esto ocurrirá después que la iglesia de Cristo sea arrebatada. La Biblia dice: ‘Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Vídeos destacados del día

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedados, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor’.   

Paz y seguridad, pero inmediatamente vendrán siete años de tribulación para la tierra –destrucción repentina- Dice la Biblia en el libro de San Mateo 24:21 ‘porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá’.

El reconocer a un hombre natural como el salvador de dos naciones como Israel y Palestina, es caer en el gran engaño como caerá Israel al firmar ese pacto de paz y seguridad; ya que el Salvador de Israel se llama Jesucristo el Hijo de Dios.       

No releguemos la profecía que está escrita en la Biblia. No necesitamos una profecía nueva; la sabiduría esta en aprender, entender  y enseñar la que ya tenemos en las Escrituras.  #Unión Europea #Venezuela