6

Ayer, 8 de marzo, conocido por todos como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, fue una jornada de manifestaciones. En Madrid, la Cibeles pudo observar con sus propios ojos como miles de personas se echaron a la calle para alzar la voz del feminismo.

Mujeres y hombres emprendieron la marcha a las 18;00 de la tarde desde Atocha hasta la plaza en la que está situada la diosa griega.  La marcha avanzaba con un lema claro, contundente "Dignas, Insumisas, Juntas, Por nuestros Derechos: Contra las violencias machistas movimiento feminista" Pasaban los minutos en un ambiente distendido pero de protesta.

La frase "que viva la lucha de las mujeres" se fue extendiendo de boca en boca y quedó grabada en las paredes del Prado.

Velázquez, El Greco, Goya, Rubens y otros tantos pintores ilustres se sumaron a la batalla por la paridad. Precisamente nuestro país es uno de los que tiene mayores niveles de Violencia de género. 57 mujeres fueron asesinadas por sus maltratadores en 2015, todas ellas las víctimas del terrorismo machista.

Con hechos como este nos damos cuenta que estamos ante un  sistema patriarcal que, por desgracia, se perpetra en esta sociedad al mismo tiempo que se esconde bajo esa apariencia de igualdad. Claro está que se han producido avances en derechos pero esas mejoras no han de ser la excusa de aquellos que actúan en detrimento de la mujer.

Ese pretexto actúa como un cortafuegos que impide llegar a una sociedad justa y en la que una ley no decida si una mujer es madre o no o en la que no se lleven a cabo prácticas tortíceras como la mutilación del clítoris.

Vídeos destacados del día

El sol se fue a dormir. Con el cielo teñido de negro la Manifestación llegó al Ayuntamiento y por tanto a su tramo final. Allí, encima de un escenario, se sucedieron las palabras en defensa de los derechos de la mujer, de los transexuales y de los homosexuales. Mientras, alumnas y profesoras de la "batucada que entiende" se acercaron a la fuente al ritmo de los tambores. Su compás tenía un frito: Basta ya, ni una más no queremos ni una menos"