Roosh Valizadeh nació en 1981 en Maryland, Estados Unidos. Descendiente de un hombre iraní y una Mujer armenia, lleva varios años ostentando ser el creador de un movimiento tan absurdo como peligroso. En tiempos donde la radicalización solo provoca estupor y rechazo, Valizadeh está orgulloso de ser ultramachista y fomentar la desigualdad entre géneros. Se considera un experto en té y se licenció en Microbiología, además de machista, claro. Fue en uno de sus primeros empleos como biólogo que inició el blog en defensa del hombre.

Él mismo cuenta que sentía temor de ser descubierto por su jefe, por eso aquel primer esbozo de locura blogeril se llamó Licenciatura DC, con el tiempo perdió el miedo a ser despedido por escribir sandeces en horas de trabajo y cambió el título del site por su nombre y la inicial de su apellido.

Ha publicado cerca de 15 libros, en cada uno de ellos explica su método para seducir mujeres y tener relaciones sexuales sin ningún compromiso. Tiene millones de seguidores en las redes sociales, ha ideado el site returnofkings.com y como si fuera poco, escribe con frecuencia en su web personal rooshv.com. En ambos justifica violaciones y ensalza la misoginia y la agresión.

¿La culpa es del cerdo o del que le da de comer?

Al parecer a Roosh Valizadeh todo su accionar le quedaba chico y fue por más. Convocó a sus fieles súbditos, tan inteligentes como él, a reunirse y luchar por sus ideales de supremacía. Así fue como alrededor de 160 ciudades de todo el mundo pusieron día y hora para que esta cofradía comenzara a cimentar bases. Todo sucedería el sábado 6 de febrero.

Algo les falló a los reyes del machismo, puede que sea la valentía, pero unas horas antes de celebrar su primera cumbre mundial, dieron marcha atrás y cancelaron el evento.

Vídeos destacados del día

Roosh tomó la palabra desde su web y declaró que por falta de seguridad (sí, los ultramachistas también son vulnerables) se dejaba sin efecto la convocatoria.

Y es que los ultramachistas también sienten temor, un gimnasio de boxeo femenino en Washington había asegurado su presencia y algunas alcaldías, como la de Barcelona, habían alertado a la policía. La falta de comunicación oficial impedía una prohibición previa.

La reunión, que en España se realizaba en Granada y Barcelona, no era precisamente abierta al público masculino. Por suerte, no todos los hombres podían acceder, para hacerlo había que ser heterosexual y considerar que el hombre es mejor que la mujer. No obstante, para lo que cumpliesen los requisitos, la contraseña era una prueba de ese dominio. Los puntos de intersección se hicieron públicos, pero una vez allí, la persona interesada debía preguntar por una tienda de animales. Si le daban una dirección exacta o le indicaban cómo llegar al comercio más cercano, se trataba de un pobre desconocedor del tema.

Ahora bien, si a la misma pregunta contestaban con un “es aquí”, ¡Urra! Se había dado con otro ser tan listo como el que averiguaba.

Pero para que nadie se haga una idea equivocada de Valizadeh, es justo contar que, en web no solo habla de sexo y machismo, también enseña a preparar una correcta taza de té o aconseja hacer terapia de luz, todo en el apartado estilo de vida.

El rey de los ultramachistas se considera nómade, ha vivido en varios países de América del Sur y de Europa. Actualmente confiesa repartirse entre Estados Unidos, Ucrania y Polonia.