Como sabemos, en nuestro país existe un organismo que determina las reglas por las que nuestra lengua debe ser regida, la RAE.

Mirando las últimas actualizaciones he descubierto que ahora dicho organismo no se dedica a conservar la lengua y a mostrar cuál es la estándar para que los extranjeros no se vuelvan locos aprendiendo nuestro idioma, suficientemente difícil de por sí como para complicarlo con variantes, sino que ahora se dedica a destruir aquello que venimos construyendo desde el indoeuropeo.

Lo que digo tiene fácil demostración, a continuación os muestro las palabras que la RAE ha decidido agregar al diccionario: empezaremos por las palabras hispanoamericanas como amigovio (un amigo con derecho a roce, más comúnmente follamigo, palabra que la RAE se plantea admitir para el año que viene) o como papichulo, que por si no estuviera claro, especifica que viene de las palabras "papi" y "chulo".La RAE también parece tener un problema con el choque entre dos consonantes, añadiendo conceto, setiembre, otubre y sicología, quitando así todo el sentido que le aporta a esa palabra la raíz griega, aunque el problema es aplicable también a las vocales, así ha añadido también toballa.

No contenta con eso, ha decidido que tampoco son buenos los comienzos de palabra, añadiendo norabuena en lugar de enhorabuena.También ha decidido que si alguna vez alguien necesita escribir "home run", puede decir jonrón (aquí sí se mantiene la tilde, no como en sólo), asín como albericoques (y no piensen que me confundo, asín también queda incluido).No puedo expresar la sensación de rabia e impotencia al ver que están destruyendo una lengua tan rica y tan preciosa como es el castellano y me pregunto, ¿no sería igual más fácil enseñar a los que escriben esas cosas que están equivocados en lugar de hacernos escribir mal a todos los hispanoparlantes?

Es esta manía que tenemos de destruir lo nuestro, de no darnos ningún valor, luego pretenderemos que a España le vaya bien. No hay ningún país que haga eso con su lengua, ¿por qué nosotros sí hemos de hacerlo? Así que, por favor, mantengamos nuestro lenguaje y distingamos entre lo que se habla y lo que se escribe, porque, querida RAE, no es lo mismo tomarse un café sólo que tomarse un café solo.

Vídeos destacados del día

#Crisis #Educación #Cultura Madrid