2

Una película basada en el libro de Michael Lewis, que plantea la crisis económica del 2007-2008.La gran apuesta describe de principio a fin como cuatro “fieras” de las finanzas se dieron cuenta con varios años de antelación de que el sistema financiero se iba a desmoronar.

Encontramos un reparto amplio e interesante: Michael Burry (Christian Bale) comúnmente conocido como Bruce Wayne por encarnar el personaje de Batman, es ahora un apasionado del heavy metal y el jefe de un fondo de capital; Mark Baum (Steve Carell) es el jefe de un fondo de riesgo;unos jóvenes inversionistas, Charlie Geller (John Magaro) y Jamie Shipley (Finn Wittrock) que están haciendo sus primeras gestiones en este mundo de la banca, piden ayuda al banquero Ben Rickert (Brad Pitt) para entrar en Wall Street y por último en este gran elenco encontramos también a Jared Vennett (Ryan Gosling) un operador de Deutsche Bank cansado de aguantar a incompetentes y que solo quiere ganar dinero.(Fue gracias a una llamada errónea de su asistente,por el que Baum descubre lo que está pasando).

Cada uno por su lado y con sus respectivos equipos llegaron a la misma conclusión  y es que mientras los bancos disfrutaban de un auge económico dando créditos inmobiliarios basura, supieron ver que  llegaría a un momento en el que no se podría sostener. Aprovechando que el sistema mayormente lo sostienen los bancos y que si estos caen, la economía iba a caer haciendo un efecto dominó. Invirtieron seguros de lo que habían descubierto, en contra de los propios bancos.

Adam Mckay (director y guionista) y su capacidad para hacer fácil lo difícil, mezcla diversión e indignación en este ameno film que pese a durar 2h 10m, si te gusta el tema no se te hará pesado ya que, una de las mejores partes de la película es la alguna que otra pausa que hacen para explicar al público los temas que están tratando.

Vídeos destacados del día

El humor con el que lo transmite hace que, personas que no entienden mucho de este mundillo económico se enteren y no solo sigan el hilo, si no que no desconecten, ya que a veces puede ser un quebradero de cabeza con tanta sigla y palabreja propia de economistas.

En mi opinión he de resaltar el papel de Christian Bale y Steve Carell los actores que a mi gusto más sobresalen dentro del film. Ya sea por la dejadez y vestimenta informal de Michael o por ese carácter inquieto, explosivo, fisgón e inconformista de Baum, con el que me siento identificada.

En resumidas cuentas, La Gran Apuesta es digna de elogiar ya que muestra el agujero en el que "aún" estamos metidos de una manera atractiva y entretenida siendo así nominada a cinco nominaciones a los Oscar.