Ya es sabido que vivimos en una sociedad cínica y egoísta. El ser humano, a pesar de ser más racional que los otros animales, (dudosa afirmación) es el más torpe, pues tropieza más de cien veces con la misma piedra. El mundo del misterio no es una excepción, pues en este, existen las injusticias y el egoísmo como en todas las situaciones de la vida. Ayer día 15 de Febrero del 2016, el mundo entero se hacía eco por la noticia que la BBC ofrecía a sus espectadores, “Juan Pablo II tenía una amante”. Para empezar, parece mentira que algo así sea tratado como noticia de última hora, pero más me molesta cuando realmente no es de “última hora”.

Eric Frattini, en 2010, publicaba un libro titulado: “Los Papas y el sexo” editorial Espasa.

En él, el autor, explica con todo lujo de detalles el romance de Juan Pablo II y la filósofa polaca-americana Ana Teresa Tymieniecka. La reacción de la sociedad fue de una pasividad e ignorancia total, (a pesar de ser un escritor de alto renombre) algo bastante común en nuestra especie.

Hoy, o mejor dicho ayer, en pleno 2016, seis años más tarde de la publicación de este libro, la BBC saca la exclusiva en primicia. Y ¿sabéis que? Ni una mísera cita hacia la figura de quien bastantes años atrás, ya había desvelado al mundo esta información. En periodismo te enseñan que citar es esencial, ahora bien, parece ser que cuando entras a trabajar en un medio, el citar es un pecado capital.

Que si, que la BBC es un gigante de la comunicación, que obviamente tiene muchísima más fuerza que cualquier escritor por bueno que sea, eso no lo niego.

Vídeos destacados del día

Aun así, creo que hay ver las cosas desde otro prisma, pues ni la BBC, ni Cuarto Milenio, ni Universo Iker, ni Canal Historia etcétera, son los pioneros en nada ni los descubridores de nada. Detrás de estos hallazgos, hay gente que como Eric Frattini u otros escritores, con medios escasos, han dedicado años de su vida en dar a conocer estos enigmas. Años, que para estos gigantes de la comunicación no tienen ningún valor, años de dedicación que se transforman en cuestión de segundos, en algo que no es tuyo.

Dar mi opinión es algo extraño en lo que viene a ser la temática original de mi columna en esta plataforma, pero creo que en lo referente a este tema, era necesario salirse de lo que de hoy en adelante se va a hablar en todos lados. Cinismo, egoísmo y mucha mala leche son sin duda, las tres normas que rigen la vida del ser humano. Espero, si es que existe la otra vida, reencárname en un animal “menos racional”. #Religión #Iglesia católica #Misterio