Pues sí, ya sabemos todos que en España, el fútbol es el deporte estrella por excelencia. Que consigue reunir a miles de personas para disfrutar de un partido. Y que los políticos del país tienen su asiento en palcos bien calientes para divertirse viendo jugar a su equipo preferido. Lo que yo no me explico, es que cómo con la situación que tenemos encima, no están proponiendo programas para solucionarlo y arreglar un poco el país. ¿Acaso se creen que no hay nada que arreglar? ¿Acaso creen que en su legislatura han aportado algo bueno a las personas? ¿Han estado volcados en los temas sociales? ¿En la medicina, tal vez? ¿O puede que les haya importado la Educación? Evidentemente, no. 

Se podría decir que la Educación y la Sanidad son dos de las grandes cosas más relevantes de un país.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

El derecho universal a que todos tengamos un lugar donde aprender y otro donde puedan curarnos si nos ponemos enfermos. Obviamente, los lugares están ahí. ¿Pero qué pasaría si cada año el Gobierno del país va aplicando más recortes e imponiendo leyes absurdas que hay que cumplir a rajatabla? Pues que tanto en los centros educativos, como en los centros de salud y hospitales hay cada vez menos personal.

Si vas  a urgencias porque te has roto una mano y te atienden en dos horas, puedes sentirte un privilegiado, porque la media es estar en la sala de espera unas cuatro horas. Pero claro, es que únicamente hay un traumatólogo. ¿Qué pasa si tiene a 20 personas con manos y pies lesionados? Lo mismo pasa con la Educación; un maestro o profesor con 30 alumnos en clase sin ninguna ayuda. Y todavía esperan que pueda aplicar una atención personalizada e individualizada a los estudiantes. 

Es bastante "gracioso", poner por las tardes la tele: telenovelas, Gran Hermano, Sálvame... programas que hoy en día son vistos por miles de personas. Programas en los que te hablan de la gomina y el champú de Cristiano Ronaldo, o de quién puede ser su próxima novia. Programas que no aportan nada a la cultura española, pero que aún así, se siguen emitiendo en la televisión.

Vídeos destacados del día

Parece ser que no importa las situaciones que están viviendo los docentes ahora. Parece ser que no hay un programa completo contra el Acoso Escolar. Parece ser que, un cirujano se pase 10 horas operando de vida o muerte a una persona, es indiferente. Y parece ser, que un médico de urgencias que se pasa más de 24 horas en un hospital, no merece más respeto y admiración que el mismísimo pelo del futbolista.

Hace unas semanas salía en la primera página de los periódicos y como noticia importante, Bescansa y su bebé en el congreso de los diputados. No exagero nada cuando digo que estuvieron alrededor de una semana hablando del mismo tema cada día. Algunos políticos explicaban que lo compartían, otros que había cometido un gran error y otros a los que les daba igual. Y bien, me pregunto yo: ¿qué carajos nos importa a los ciudadanos si Bescansa lleva a su hijo al lugar donde desempeña su trabajo? Porque a mí, personalmente, no es algo que me preocupe. Me preocupa que esas personas, que están ahí sentadas, ni siquiera aspiran a hacer algo por la gente que les han votado.

Me preocupa que ellos también se fijen en el maldito pelo de Cristiano Ronaldo y que hagan la vista gorda con lo demás. Que posiblemente sea el caso. 

A diferencia del fútbol, la Educación, señores y señoras, no es un juego. En la Educación no se gana y se pierde, en la Educación, no se marcan goles. Y en la Educación, no pagan millonadas a los maestros ni a los profesores. En la Educación actual, hay increíbles recortes, innumerables despidos de docentes porque no se les puede pagar, disminuciones absurdas de sueldos, e incluso algunos centros educativos todavía deben pagas a sus trabajadores. Que yo sepa la Educación forma personas, da la oportunidad de investigar, de opinar, de descubrir. Pero claro, la Educación no da el mismo espectáculo que Cristiano Ronaldo...