Corren tiempos difíciles para la #Iglesia católica en España. Hoy en día son muchos los que saben que esta afirmación es una verdad empírica desde hace algún tiempo, ya que en los últimos años han aumentado de manera notable los ataques a esta institución que lleva tantos siglos en nuestra sociedad. 

Algunos partidos y movimientos políticos no dudan en la actualidad en realizar cualquier tipo blasfemia, algo que sin lugar a dudas es inaudito en una democracia que tendría que estar basada ante todo en el respeto y la tolerancia. Además, hay que tener en cuenta, que los insultos y las críticas hacia los católicos representan a una importante capa de la sociedad española.

Por lo tanto es un feo muy claro a estas personas, pero también a los difuntos. 

En otras palabras, manifestaciones y acciones como las que hemos visto acometer a aquellos que se caracterizan por ser ateos y anti-católicos, clarifican de una forma u otra que ha vuelto un discurso opositor a la Iglesia Católica, algo que no es nada nuevo en la historia de España, porque ya se vivieron momentos muy trágicos en la Segunda República (1931-1936), entre ellas la quema de iglesias, la matanza de curas, la violación de monjas y el uso de blasfemias. 

Por esos motivos, pienso que resulta muy anticuado y dañino este tipo de ataques, ya que no buscan la mejora de los ciudadanos, sino más bien otro enfrentamiento más en la sociedad actual, como sino tuviéramos ya bastantes. Por eso, no creo que sea conveniente remover y alterar algo que parecía ya estar solucionado en una sociedad moderna como la que tiene ahora España.

Vídeos destacados del día

Pero por desgracia vemos que en la realidad la historia se repite, y que algunos no aprenden de que según que caminos no llevan nada más que al drama.

En conclusión, no cabe duda de que el ataque a la Iglesia es una evidencia que debemos seguir de cerca tanto los creyentes como los no-creyentes, porque esta conflictividad ha llevado a muchos enfrentamientos en nuestra historia. Y por eso pediría a algunas formaciones, movimientos y asociaciones que vayan con cuidado, ya que deberían mesurar sus palabras y intervenciones, porque como los hechos históricos nos han enseñado estas actuaciones solo conducen a la adversidad y a la división.

  #Cataluña #Ada Colau