Escribir es un método elegante de expresión, y por supuesto, mi forma preferida de expresarme.

Si te pones a pensar cuando fue esa vez que tomaste un lápiz y un papel para expresar odio o rabia, seguro que la respuesta seria: no lo he hecho o es raro cuando lo hago. Y es que para expresar sentimientos de este tipo casi siempre utilizamos el habla. La escritura se ha utilizado desde el comienzo como un método de educación y una forma creativa de expresión.

¿Pero qué tiene la escritura que al escritor le encanta?

Se sabe que no es lo mismo escribir que el arte de escribir. Yo digo que el arte de escribir es el arte de transmitir de forma correcta una gran idea.

Para el escritor el arte de escribir se convierte en un placer que va más allá de una representación de informaciones ya establecidas y entonces él va en busca de ideas nuevas que le permitan enlazar palabras cargadas de profundidad.

La creatividad y la originalidad son sin duda las cualidades que están impresas en una buena escritura. Viajar por las largas avenidas del saber es lo que hace de la escritura un placer.

Ya sea un libro, una carta o un artículo, ten en cuenta estos tres pasos por los que te tienes que mover al momento de hacer tu creación:

Leer: a la hora de formar palabras tendrás que buscar toda la información posible respecto al tema. Asi que el primer paso es leer y por lo tanto saber.

Escribir: ahora ya has recopilado toda la información necesaria que has seleccionado y organizado. Ya es el momento de la acción. Con un lápiz y un papel, deja que fluyan las ideas creativas que van construyendo tu propia escritura. Pero recuerda sin imitación porque el artista de la escritura se complace solo de lo original.

Vídeos destacados del día

Aprender: la finalidad de todo escritor es aprender y hacer que sus lectores también lo hagan. En la búsqueda del saber es que la pasión del escritor crece.

 

Ten en cuenta cuando escribas que continuamente la escritura siempre transformará vidas, cambiará mundos y es siempre un regalo del escritor para el lector.