A todos nos indigna ser testigos de las constantes muestras de abuso de poder de la sociedad actual. Los políticos, los banqueros, y hasta la corona, abusan de todos nosotros de mala manera y aprovechan su situación para obtener beneficio. Es algo a lo que todos nos estamos empezando a acostumbrar.

Lo que no podemos consentir, ni acostumbrarnos, es que haya menores que decidan poner fin a sus vidas, por culpa de gente sin escrúpulos, que es capaz de hacer cualquier cosa por conseguir su propio beneficio.

De niños somos muy crueles, es verdad, pero lo que hacen nuestros hijos en las aulas, es un reflejo de lo que nos ven hacer en casa.

Por eso todos deberíamos de preguntarnos si hacemos lo suficiente para erradicar el problema.

El 90% de los adolescentes, es usuario de Youtube y por lo tanto de Google+. Las ganas de ser popular en la red social de vídeos, les hace hacer todo tipo de locuras para ganar suscriptores y visitas. Si buscas hay un montón de vídeos con selfies mortales, y lo que me dejó el otro día de piedra, y es el motivo de mi denuncia, hay cantidad de vídeos de chavales abusando de otros en clase.

Está muy bien tener libertad de expresión, pero un medio, como lo es YouTube, en el que la mayoría de sus usuarios son menores, debería de prohibir completamente estos vídeos, que fomentan el odio y la violencia entre menores.

En el vídeo, cuatro menores hacían tumbarse a un chico en el patio, le cogían de los pies y de las manos, le zarandeaban y finalmente lo dejaban caer.

Vídeos destacados del día

Como la primera les hizo gracia, cuando el pobre chico consigue levantarse dolorido, le vuelven a obligar a hacerlo.

El vídeo, se encontraba además bajo el contenido de dominio de público. Es decir, todo el mundo podía visionarlo, coger las imágenes y utilizarlas en un nuevo montaje.

No sé como tienen la desfachatez de permitir un vídeo así, y luego protestar contra el maltrato escolar.

Por si esto fuera poco, YouTube promociona los vídeos que desea haciendo que tengan muchísimas visitas diarias. Entre estos, anuncia los vídeos de unos chavalitos que insultan, hacen bromas pesadas sin ningún tipo de gracia y que son un pésimo referente para la sociedad infantil. Al ser muy virales, a YouTube le da exactamente igual el mensaje que transmitan. Y si lo vieran cuatro personas, todavía, pero esos vídeos lo ven millones y millones de jóvenes.

Me gustaría exigir a YouTube y a Google+ que fueran mucho más cautelosos con los vídeos y los contenidos que permite y que promociona, porque por el alcance que tiene la herramienta es una responsabilidad mayor, que de no respetarse, debería penalizarse gravemente.

Es su obligación controlar cada vídeo o material que sube cada usuario, algo que actualmente no hacen, y que es totalmente denunciable.

  #Unión Europea #Televisión #Cuidados infantiles