Hoy mismo, después del enésimo prólogo antibarcelonista del programa “Jugones”, con el tuit donde la directiva del Barça le desea suerte en su al nuevo President de Catalunya, Carles Puigdemont, me he levantado indignado de la silla y he ido a apagar el televisor. Soy pacífico, pero ya la gota de hoy ha colmado el vaso.

La semana pasada apareció en Change.org una campaña de recogida de firmas, condenando "el acoso y las calumnias" contra del Barça de este programa y “El Chiringuito”, que también presenta por la noche el mismo señor, al que, por razones piadosas (que diría el narrador de “El nombre de la rosa” sobre la abadía en la que estuvo), no aludiremos por su nombre y le llamaremos por sus iniciales, J. P., que no es el personaje de Larry Hagman en “Dallas”, eh; ese era J. R.

Al día siguiente del tumultuoso derby copero Barça-Espanyol, el programa “Jugones” se pasó media hora hablando de lo que, en caliente, dijo Luis Suárez a los jugadores del Espanyol, harto de su comportamiento durante todo el partido contra él.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Todos sabemos que Suárez es el nuevo Stoichkov, tiene la sangre caliente como el búlgaro.

Cuando no salía J. P. casi denunciando que el Espanyol de Barcelona “es ninguneado” y “marginado” en Catalunya, como si oscuros intereses, e incluso envidias, de seres siniestros fueran contra el club de Cornellà-El Prat (antes de Sarrià).

Pues hoy han salido en “Jugones” con el tuit ya mencionado de suerte por parte del Barça al President Puigdemont. Sacan a seguidores barcelonistas que parecían avergonzarse de serlo por la “política”, y el titular “¿Más que un club?” Demuestran desconocimiento de la idiosincrasia del Barça total, parecen esos norteamericanos que se escandalizan ante Francia y su manera diferente de ver la moral, como cuando absolutamente nadie en el país vecino pidió la dimisión del Presidente Hollande por engañar a su amante con otra.

Por ello, nos hace pensar que al señor J. P. o a su equipo también les pusieron “droja” en el Cola-Cao, por que este comportamiento obsesivo y casi delictivo contra el Barça es ya insoportable.

Y en estos días, Twitter, casi el mejor medio para captar la opinión puntual de la gente, tuvo varios tuits que definían, por parte de los barcelonistas, e incluso de los no barcelonistas, lo que piensan de estos dos programas, seleccionados al azar:

“Mi padre es del Atleti y ha dicho ‘Quita al payaso ese de la tele, manipulador, nada más que manipulador’ ".

“Él defiende al Espanyol por ser un equipo ‘ninguneado’ en Catalunya. Claro, él en Madrid trata muy bien al Atlético, Rayo o Getafe”.

“No sé por qué el Real Madrid se gasta el dinero en una Televisión propia si ya tienen a J. P. y a La Sexta”.

“Según J. P., es más importante [en el fútbol] la provocación que la agresión, o sea, que la noticia no es una mujer violada, sino su escote”.

Y no hablemos de ciertos tertulianos del programa de la noche, como el señor T. R., que ahora, crecido en su infinito ego por el brillante debut de Zinedine Zidane como entrenador del Real Madrid, dice, refiriéndose al según él deleznable comportamiento de Luis Suárez, “No me extraña que el Barça cada vez tenga menos seguidores”, dicho por él mismo en su Twitter.