Es innegable que el ser humano es cotilla. Asumámoslo. Es así. Nos interesa más la vida de otras personas que la nuestra propia, y en el consumo de #Televisión no íbamos a ser menos. Por eso no es de extrañar que la comúnmente conocida como "telebasura" sea líder de audiencia. Si preguntamos a nuestros más allegados si ven programas de este tipo, quizá nos sorprenderíamos, porque está empezando a verse que el ser humano no se avergüenza de ello. Aun así sigue habiendo gran cantidad de gente que por lo que sea no lo admite. Lo que pasa es que los estereotipos llegan a este extremo: se supone que cualquiera que tenga unos estudios bastante avanzados, o que ocupe un puesto de trabajo muy importante no consume ningún programa de este tipo.

¿A quién pretenden engañar? Los datos no mienten y programas como Gran Hermano o Sálvame Naranja, considerados como "telebasura", son líderes de audiencia absolutos de sus franjas. Además muchas de las conversaciones que tenemos durante el día son sobre personas que aparecen en estos programas.

Sobre el consumo de este tipo de televisión me surge una pregunta: ¿son las cadenas de televisión las que emiten "telebasura" porque la audiencia lo demanda, o es la audiencia la que ve estos programas porque las cadenas de televisión los imponen en la parrilla? Quizá se produce una mezcla de las dos cosas, pero es inevitable pensar que hoy en día hay una diversidad de canales inmensa y que por lo tanto, uno elige lo que quiere ver.

Surgen muchas voces críticas de este tipo de formatos televisivos, de su manera de captar la atención de la audiencia, de su modo de tratar la vida de los personajes públicos invadiendo casi sin límites su intimidad, etc. No hay que olvidar que cuando se utiliza el térmico "telebasura" no sólo se hace referencia al formato televisivo en sí, sino también a los distintos profesionales que trabajan en ellos, las cadenas que los programas, las productoras que los producen y sobre todo los espectadores que los ven.

Vídeos destacados del día

Es por ello que se hace necesaria la cautela en el uso de este tipo de términos, ya que engloba mucho más de lo que se cree.

En este aspecto yo considero que este tipo de televisión no es algo ni malo ni bueno, sino que funciona como una forma para evadirse o entretenerse, que es lo que busca la mayoría de la gente cuando se sienta frente al televisor. También nos produce algo de morbo este tipo de formatos, y muchas veces lo vemos porque nos termina enganchando. 

Por lo tanto, ¿es "telebasura" o es la televisión que la audiencia quiere ver?  #Telecinco