Han pasado tres largos días desde que hemos dejado atrás el año 2015 y aún seguimos hablando del vestido de Cristina Pedroche que, como bien sabéis, fue la encargada de presentar el cambio de año en Antena 3.

Muchos, demasiados diría yo, han sido los comentarios que he leído contra la joven presentadora por el hecho de llevar un vestido que mostraba gran parte de su cuerpo, pero ella no ha sido la primera en llevar un vestido de ese estilo, divas de la música como JLo o Beyonce ya se atrevieron con estilismos de este tipo y en ningún momento hemos podido leer comentarios tan desagradables hacia ellas.

Que vende su cuerpo, que lo hace por audiencia, que hace el papel de chica tonta o que fomenta la violencia hacia la mujer son algunas de las perlas que hay que leer por las Redes Sociales.

De momento esa chica tonta, que cuenta con dos carreras en su curriculum, ha sabido abrirse un hueco en el mundo de la Televisión y conseguir, no solo mantenerlo, sino aumentar su popularidad, algo nada fácil en los tiempos que corren.

¿Y hay algo más machista que considerar que por la forma de vestirse está favoreciendo comentarios ofensivos hacia ella como mujer? Cada quien es libre para vestirse como quiera y si quieres sentirse como una princesa por un día no se me ocurre mejor ocasión que las Campanadas.

Hay quienes atacan su vestimenta comparándola con la de su compañero Carlos Sobera pero en Telecinco fue un hombre quien se desnudó junto a sus compañeras y las críticas no han sido para nada comparables con las que ha recibido Pedroche.

Y ni hablamos ya de la imagen que compartió su marido con el vestido que ella llevó el año pasado, el gran número de críticas que recibió por mostrar su ropa interior de nuevo no se asemejan para nada a los comentarios sobre él cuando se trata de la misma situación.

Vídeos destacados del día

Cristina Pedroche es una muestra de belleza, inteligencia y mucha cara dura que sabe muy bien que esté es su momento y debe aprovecharlo, además se muestra orgullosa de su cuerpo a pesar de los comentarios que diariamente se hacen sobre ella.

El mayor problema está en hacer un mundo de algo que no lo es, el problema está en creer que por el hecho de como se viste una mujer va a hacer a los hombres más agresivos o tiene que ser menos respetada como profesional.

Cristina cuenta con un marido y una familia que la quiere y la apoya y a pesar de las numerosas críticas queda Pedroche para rato así que más vale que aprendamos a no escandalizarnos por ver el cuerpo de una mujer o a educar a los hombres y mujeres que nos rodean a que no por ello merece ser atacada, ya que será más fácil que poder evitar su presencia en la televisión y, sobre todo, más efectivo.