Cuántas veces hemos oído decir: “Ya estoy mayor para estas cosas…”,o también: “en mis tiempos…”,¿qué tiempos? Ni que tuvieras más de un siglo de vida.

    Existen factores que pueden influir en que veamos la vida tan octogenariamente, y no darnos cuenta de que estamos en una de las mejores etapas de nuestra vida. Estos factores pueden ser:

Los transportes: En Valencia existe un abono mensual de autobús para jóvenes, de entre 18 y 25 años, cuyo coste es de 30 euros al mes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Vamos, que si tienes 26 años, ya tienes que ir pensando en jubilarte. Pero el INTERRAIL no se queda atrás…, a partir de los 26 años, prepárate porque todo sube; si querías irte a Europa en tren, corre que se acaba el chollo, aunque antes de esas edad, ¿quién tiene dinero para irse de viaje por Europa? ¡Ah! Ya se… los mismos que compran el bonobús por 30 euros al mes… ¡maldit@s!

Los Carteles Publicitarios: Si… Publicidad “subliminal” ante todo… Para que ir con rodeos, si puedes dar donde duele, y si no mirad que joyita de eslogan publicitario: “Porque los Emojis ya tienen 20 años.

Porque el tiempo pasa volando, necesitas un plan (Planes de Pensiones)” Sutil... A este paso, de aquí a unos años, cuando los padres o las madres, vayan al registro civil a registrar el nombre de su hijo o su hija, aprovecharan el viaje para abrirles un plan de pensiones.

El Familiar que pretende motivarte: La frase motivadora empieza así: “Con tu edad ya va siendo hora de que…” Ya va siendo hora, ¿de qué? (de irme a Europa en INTERRAIL, porque estoy abriendo mi plan de pensiones y me cobran como Jubilado/a). Su intención suele ser buena, piensan que cuanto más insistan mejor, que así ayudarán a cambiar nuestra perspectiva de la vida, pero no tienen en cuenta CUAL es nuestra perspectiva.

Tras esta exposición general, aquí tenéis un vídeo, que os hará reflexionar.

Ahora haceros esta pregunta: ¿Existe de verdad la crisis de los veintitantos? Puede que cada uno estemos lidiando con nuestra pequeña crisis interna, pero no deberíamos dejar de ser jóvenes porque la sociedad nos presione o nosotros nos dejemos presionar por ella.

Vídeos destacados del día

Vamos a darle la vuelta y  ver las posibles soluciones.

  • Puedes sentirte perdido o perdida, pero esto te ayudará a escoger caminos impensables, a atreverte más y durante el camino pueden darse acontecimientos que recordaras para siempre y conocerás a personas que pueden marcarte positivamente, así que piérdete.
  • Si tus amigos o tus amigas, ya empiezan a casarse y/o a tener hijos/as, tranquilidad, piensa que es su vida, no la tuya. Además, ir a una despedida de soltero o de soltera, sin pareja, debe tener más ventajas que inconvenientes.
  • Únete con personas que tengan tus mismas o parecidas inquietudes en la vida, así no te sentirás solo o sola ante el peligro.
  • Evita realizar comentarios sobre lo “mayor” que estas. El cambio empieza en uno/a mismo/a
  • Disfruta de la etapa y no añadas responsabilidades innecesarias por el simple hecho de que es lo socialmente establecido; tú eliges cómo, cuándo y dónde.

 Vida sólo hay una, pero maneras de vivirla hay muchas.