La alarma del móvil hoy ha sido devastadora. Aunque es normal, con la tontería de anoche al final he dormido sólo 4 horas. Me ha costado salir de entre las sábanas, el frío en un sexto piso se cuela por debajo de puertas y ventanas que ni si quiera sabía que teníamos, pero nada que no se pueda aguantar con un par de mantas. Lo mío es porque vivo en un piso de estudiantes, nada que ver con tener que elegir entre la calefacción y comer. Tengo suerte. 

Hoy cinco millones de españoles amanecemos con la sonrisa a medias y unas ojeras del 15, bueno mejor del 20.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Podemos

Cinco millones de españoles que nos hemos levantado prontísimo esta mañana para ir a estudiar, al trabajo o en busca de alguno, pero los cinco con un objetivo común: levantar nuestra casa y por tanto España.

Posiblemente nos hemos duchado rápido, hay que ahorrar agua, que no estamos para botar. Algunos discutirán los resultados en el desayuno, otros leerán los periódicos indignados y muchos no expresarán ni sorpresa ante la que se nos viene encima. Yo por mi parte aún ni he podido hablar con mis padres, pero me duele pensar que siendo autónomos y con todo lo que trabajan tengan que seguir soportando la misma mierda. 

Por otra parte hay siete millones de españoles que estarán sentados, comiéndose el desayuno en manga corta y con la calefacción puesta, con la conciencia bien tranquila y discutiendo a cuanto asciende la suma que se van a gastar este año en regalos y demás chorradas. Toda esa cantidad de millones que trabaja en traje y corbata y lleva maletín, todxs los que se identifican con la lista más votada, porque España es un país de ricos, aunque yo aún no me había enterado. 

Tendré a mis amigos (a los de Facebook y a los de verdad) haciendo cola en la puerta de mi casa para llamarme comunista, roja, chavista, perroflauta, antisistema y un largo etcétera.

Vídeos destacados del día

Y mirad sí, si estar en contra de que se acerque el invierno y a una familia se le meta el frío en los huesos porque es eso o que no entre comida en su estómago, si estar en contra de  facturas de la luz inverosímiles, de todxs los jóvenes y también de lxs no tan jóvenes que trabajan 12, 14 o 16 horas sin parar porque no tiene otra opción. Si estar en contra de la educación que tenemos y luchar por una más barata y mejor calidad, si estar en contra de los recortes en sanidad, si estar en contra de dejar personas en la calle a raíz de quitarles su casa, si estar en contra de que me pongáis un mordaza en la boca es ser comunista, roja, chavista, perroflauta, antisistema y un largo etcétera, llamadme lo que queráis, porque lo soy. 

España ha cambiado, la situación en casa de millones de españoles sigue y seguirá igual. Pero somos 69, id sonriendo que poco a poco se va pudiendo.