Con la Temporada 2016 a punto de empezar, son muchas las espectativas que los jugadores tienen conforme a esta. No obstante, muchos de ellos juegan sin un "planning" específico para subir divisiones. Aunque está claro que League of Legends es un juego para divertirse, si es verdad que a la hora de subir divisiones se hace muy competitivo, por lo que deberás de llevar a cabo unas pautas si quieres tener un buen balance a la hora de rankear. ¿Quieres saber que es lo más recomendable a la hora de jugar las primeras clasificatorias? Aquí te daremos algunos cuantos consejos ;)

1.- Intenta jugar siempre tu mejor posición. Aunque esto es importante siempre en cualquier partida, en las diez primeras partidas de la temporada lo es aun más, puesto que determinarán el lugar desde el cual empezarás a escalar divisiones en esta temporada.

Practica campeones con los que te sientas cómodo y no arriesgues con la elección de un campeón con el que no juegues mucho. Recuerda, una partida perdida puede separarte de estar en una división más alta.

2.- Comprueba tu conexión y la del juego. Si bien es cierto que es algo que siempre se debe hacer, esto se convierte en una tarea muy recomendable al jugar las diez primeras partidas de la temporada. Una mala conexión convertirá tus posibilidades de victoria muy negativas y repercutirá negativamente al posicionamiento que obtendrás una vez completes estas partidas.

3.- No sigas las malas rachas. Muchas veces nos ha pasado que hemos perdido tres partidas y hemos seguido jugando con una actitud muy negativa y hemos acabado perdiendo aun más. Por consiguiente, nuestro consejo es que si ves que no es tu día o que por otras razones no estas ganando las partidas, deja de jugar y prueba otro día.

Vídeos destacados del día

Una mala racha te llevará a jugar peor y podrías acabar muy mal en tus primeras partidas, por lo que es mejor parar cuando lleves 3 perdidas que no cuando completes todas sin ganar alguna. No faltará tiempo para jugarlas, pues la temporada no habrá hecho más que comenzar ;)

4.- Juega cuando estés más despejado. Hay momentos del día en el que tu mente se encuentra más abierta y tendrá una mayor respuesta a los acontecimientos que podrán pasar en las diferentes partidas con las que te encontrarás. Aprovecha esos momentos de mayor potencial para jugar y poder conseguir la victoria en la gran mayoría de las partidas que juegues.

5.- Ayuda al equipo. Aunque estés centrado en farmear y farmear, una decisión en una parte temprana de la partida puede tener muchísima repercusión en la partida. Una invasión a tu jungla aliado que acabe con la muerte del mismo o un gankeo satisfactorio por parte del otro jungla podrá desatar un snowball muy difícil de parar, o en los peores casos, una desconexión de un aliado que ya no volverá mas a la partida.

Siempre que puedas, ayuda a tu equipo y juntos podréis conseguir la victoria.

6.- Objetivos. Los objetivos se han convertido en una parte fundamental de League of Legends. Torretas, dragones, nashor... todo esto dará a tu equipo una ventaja muy elevada con respeto al otro equipo. Recuerda que una torre dará oro a cada miembro del equipo y dragones y barones aumentarán el poder de tus aliados y el tuyo propio. Aprovecha esto e intenta agruparte con tu equipo para conseguir objetivos tempranos que puedan provocar un efecto de Bola de Nieve imparable.

7.- Nunca des por perdida una partida. Aunque muchas veces el otro equipo esté arrasando, una buena estrategia como comentamos en esta noticia servirá para darle la vuelta a la tortilla y poder destruir su nexo. Recuerda, una partida no se gana o se pierde hasta que uno de los nexos se destruye, así que nunca tires la toalla ;)

8. Ayuda en la composición del equipo. En tu elección de campeón, intenta que tu personaje sea compatible con el modo de juego que propone tu equipo. Si tu equipo quiere jugar al combo de ultimates, escoge un personaje que apoye esto, o si juega a la caza, campeones que sean capaces de cazar a alguien. 

Esto es todo, ¡a jugar! #Videojuegos