2

¿Trabajas? Sí. Bueno…estoy de becario/prácticas. Esta es la respuesta más común entre los jóvenes españoles de 22 a 30 años. Desgraciadamente, los jóvenes mejor preparados de España que deciden intentar quedarse en su país y luchar por conseguir un puesto de trabajo en su entorno, acaban en una beca o prácticas de mínimo 6 meses con unas condiciones salariales que en la mayoría de los casos no llegan a los 900€. 

Esta nueva forma de contratación por parte de las empresas ha hecho que se establezcan estas condiciones como “normales” entendiendo que una persona no puede vivir en ciudades grandes como Madrid o Barcelona con un sueldo así.

Esto tiene que cambiar. La figura del becario nunca había estado tan infravalorada como hasta ahora. El becario anterior era aquel que entraba para verdaderamente formarse y con la garantía de entrar en la empresa una vez demostrada su valía. Sin embargo, hoy en día casi ninguna empresa asegura la contratación tras acabar el periodo de prácticas. 

Existe un panorama lleno de incertidumbre en el que los propios jóvenes se cuestionan sus capacidades. Buscan todas las opciones posibles y, en algunos casos, terminan trabajando en un sector que nunca hubiesen imaginado. 

Es cierto que el objetivo de la beca o las prácticas es el correcto, es decir, permitir que el recién graduado tenga su primer contacto con el mundo laboral y empiece a sentirse parte de la cadena productiva dentro de la sociedad.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, son muchos los becarios que se sienten improductivos o el caso inverso en el que tienen más responsabilidades que sus jefes sin verse recompensados. Por lo tanto, ¿Cuánto tiempo es el idóneo para tener la experiencia suficiente que permita encontrar un trabajo en condiciones dignas y dejar de ser becarios? 

Son muchas preguntas las que surgen respecto al papel que tienen hoy en día los becarios. Piezas de una maquinaria que, en muchos casos son los elementos clave dentro de los equipos. Gente preparada, formada y entusiasmada por entrar al mundo laboral desaprovechados con una realidad laboral muy decepcionante. 

La buena formación e integración en los equipos de trabajo de las empresas es fundamental para conseguir un buen desarrollo de estos futuros profesionales. Hemos de intentar ofrecer más oportunidades y guiar sus carreras profesionales hacia la motivación y la excelencia, ya que los principios no han sido nunca fáciles.

Actualmente se buscan otras vías alternativas de ingresos como trabajar desde casa o emplear nuevas formas de ahorro para conseguir unos ingresos extra que puedan complementar el sueldo.