Deslumbrados por un excepcional currículo, el pleno de la cámara de senadores, aprobó como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de la PGR, al doctor en derecho Santiago Nieto Castillo, en el mes de febrero del presente año. 10 meses después dicho fiscal solicito una orden de aprehensión contra el ex subsecretario de gobernación y antes ex vocero del Partido Verde Ecologista (PVEM) Arturo Escobar.

Este partido, fue multado por ciertos delitos electorales cometidos en los comicios recientes, los cuales incurren en violaciones de propaganda y compra de votos, estas multas ascendieron a la cantidad de 519, 019 millones de pesos al día de hoy , el 15 de diciembre, la fiscalización del INE aprobó la multa más alta a este partido por la cantidad de 329.3 millones de pesos.

La falacia inicia con la petición del titular de la FEPADE de girar una orden de aprehensión al ex vocero  por presuntos delitos electorales principalmente por haber violado el artículo 15 de la ley electoral en México “Se impondrá de mil a cinco mil días multa y de cinco a quince años de prisión al que por sí o por interpósita persona realice, destine, utilice o reciba aportaciones de dinero o en especie a favor de algún precandidato, candidato, partido político, coalición o agrupación política cuando exista una prohibición legal para ello, o cuando los fondos o bienes tengan un origen ilícito, o en montos que rebasen los permitidos por la ley"

Específicamente por el contrato firmado por Arturo Escobar en el caso de las tarjetas premia platino y su distribución, esta acusación provoco la renuncia del ex subsecretario.

Los demás partidos mostraron el apoyo total a la ficcional detención de Arturo Escobar, en especial el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la boyante sociedad comenzó a creer en las instituciones y se advertía la lenta muerte de la impunidad.

A inicios del mes el expresidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia saco a luz que Nieto mintió, ya que omitió el empleo que tenía como asesor de la bancada perredista por 18 meses en donde cobro más de 80 mil millones de pesos, además de que cuando fue dirigente en el Instituto de Investigaciones Jurídicas apoyaba al clan de los chuchos, grupo progenitor del partido de la supuesta izquierda (PRD) y a su líder José Luis Soberanes.

Este hecho demostró la pantomima y la ilegitimidad de Santiago Nieto y de la institución que representa.

Después que la juez judicial Rosa María Cervantes decidió no emprender acto legal (debido a que no se ajustan los cargos impugnados a dicho delito) contra el ex vocero Arturo Escobar, este declaro a los medios que emprenderá una acción legal en contra del titular de la FEPADE por daño moral y perjuicios.

Esta guerra sucia, deja en claro que el purulento y atisbado sistema que ha regido al país desde décadas continuara hasta que el ciudadano exija a sus adulterados representantes, además queda demostrado que las instituciones que salvaguardan las justicia y la impunidad siguen siendo corruptas y solo amparan a la sablista elite, que se sigue enriqueciendo con el erario y el sudor proletario, me viene a la mente una frase de Gustavo Cerati en la canción de Soda Stereo 1990 “las almas son tan corruptibles” y sin duda lo son.

#Congreso de los Diputados #Corrupción