Aparentemente se trata de una señorita que trabajó, años atrás, de cantante para público infantil.

Algo descuadrada en su papel por parecer querer despertar la líbido en temprana edad en todos esos niños que la miraban embobados cuando bailaba siempre con vestuario más propio de un club de gogós de barra vertical.

Poco más se conoce de su vida personal, a parte de la participación en concursos televisivos en los que los “o sea” son vitales sobrevivir.

En estos momentos, ha irrumpido en los Medios al declarar que se restauraría el himen y con ello ganar algo de cuota de pantalla para pasar el mes.

La señorita en cuestión se suma a los maestros del oráculo que  prevén una hecatombe a la española si gana las elecciones el partido que lidera Pablo Iglesias.

Se sabe que el equipo económico de Rajoy ha tomado buena cuenta de ello y pedirá el voto para Podemos como solución final al problema del paro.

¡Tendríamos pleno empleo! Ha declarado el Presidente, dispuesto a gobernar ahora con las fuerzas del mal.  

Las fuerzas del mal a las que se ha acusado de casi todo: de apoyar al Régimen Bolivariano, al cubano, al iraní. De querer destruir España, de rojos peligrosos, de anarquista guerracivilistas...

De llevarse dinero público por un trabajo universitario o por asesorías en Latinoamérica; mientras tanto, en nuestro país se produce la paradoja de que ocurre lo que unos critican que esta pasando en los países de los que se acusa de defender a Podemos.

Absolutamente surrealista. Mientras despiden a un importantísimo periodista por un artículo en el New York Times que no ha sido del gusto del Director del periódico para el que escribe, aquí se habla de la Libertad de Prensa en Venezuela. 

Mientras muchos jóvenes españoles tienen que emigrar para trabajar y el problema del paro  se tapa con el problema catalán; una señorita cuyo única razón de ser es reconstruir su himen, nos cuenta que una hipotética victoria de un partido que persigue el fin de la tradicional política española que ha dado suficientes muestras de acoger a ladrones de todo tipo, acabaría logrando que media España se vaya a otro lado. 

Ha de llegar un día en que la Inteligencia supere a esta falta de cultura lectora que es tan apreciada por una sociedad acostumbrada a que piensen por ella.

  #15M #Corrupción #Ciudadanos