Una caída es otra cosa

Ha habido una final en Basilea y para informarnos del resultado la Televisión Española ha elegido como titular “Nadal ha caído en Basilea”.

Entiendo que es un modo de hablar, pero tengo la sensación de que no favorece al deporte. No quiero acudir a que lo importante es participar, lo que quiero decir es que en este torneo, Nadal, antes de enfrentarse a Federer, ha tenido que jugar contra Dimitrov, jugador que lleva años entre los treinta mejores; contra Cilic, el cual ha subido dos puestos este año en el ranking de la ATP, lo que le permite estar en el número once de dicho ranking; y Gasquet que está el noveno.

A la posición que estos jugadores tienen en el ranking en los últimos años, hay que añadirle las ganas, la motivación que deben de tener sin duda, cuando se ven en una cancha frente a Nadal.

Es sabido que cuando los jugadores llegan a lo más alto, se convierten en un objeto deseado para el resto de jugadores. No es lo mismo ganar en cuartos de final de Basilea que ganar a Nadal en cualquier fase del torneo.

La motivación de los jugadores no es algo intangible. Está basada en el principio de que contra uno de los grandes hay mucho que ganar y poco que perder. Eso relaja los nervios y permite arriesgar, pero, sobre todo, el jugador convencido de que no tiene nada que perder, se puede divertir, disfrutar del partido, siendo estas tres cosas las que más pueden favorecer una victoria, aunque evidentemente, no las únicas.

Luego Nadal ha tenido que jugar con Federer. Y los más grandes también pueden estar especialmente motivados, por ejemplo cuando juegan en el lugar en el que han nacido o cuando juegan contra uno de sus máximos rivales, más cuando en sus confrontaciones Nadal ha ganado en más ocasiones que el suizo.

Vídeos destacados del día

Por esto, considero que el titular de la televisión española no favorece al deporte ni hace justicia a lo sucedido. Federer ha ganado el 53% de los puntos y Nadal el 47%. Una caída debe de ser otra cosa.

Federer ganó a Nadal, pero este no cayó en ningún momento, como no fuera en el vestuario. #Tenis #Rafael Nadal