¿A quién no le hacen gracia los chistes sobre los vascos?, siempre se realza su fuerza, espíritu bravo y coraje, en ocasiones exagerada, pero ¡nos gusta!. Por el contrario, los chascarrillos sobre catalanes siempre son negativos, prácticamente se les deja como agarrados, cobardes y usureros. ¡Eso es así!, yo no me estoy inventado nada. En este artículo trato de llegar a la raíz de esa diferencia.

Si analizo esos dos pueblos, puedo llegar a la conclusión, en que los dos son geniales pero algo falla…

Yo que soy un gran devorador culinario puedo afirmar que la cocina del uno y del otro no tienen nada que envidiarse. Sus respectivas tierras paren grandes productos, ya sean naturales del mar o del campo, así como productos procesados como los vinos.

La belleza de sus tierras, a mi parecer, son imposibles de calificar cual es la más bonita, ya que son tremendamente bellas las dos.

En cuestión de tesoro artístico, en mi humilde opinión, creo que Cataluña ofrece un vasto legado tanto en arte contemporáneo como en arte histórico.

Sus gentes… Yo puedo decir que me han tratado muy bien en un sitio como en el otro, durante muchas visitas y muchos años. Odio la gente que te dice “Allí te van a tratar mal”, son necias palabras de ignorantes que no han viajado nunca a esas tierras. También dicen que los madrileños somos “unos chulos de mierda” y no creo que nadie de fuera de mi tierra piense eso de nosotros si realmente ha pasado unos días en Madrid.

¿El deporte?, no vamos a tratar este tema por el deporte, aún así tienen ambos grandes equipos de fútbol.

Vídeos destacados del día

La política… ¡Eso sí!

Es extraño que después de tanta sangre derramada de manera infame por un grupo terrorista que pertenece a Euskadi, no tengamos odio hacia los vascos… Entendemos que ha sido una sinrazón de unos pocos que no representan a su pueblo. Parte del pueblo vasco es independista, pero no los metemos a todos en el mismo saco. Parte de ese pueblo tiene una opinión que se manifiesta en las urnas de manera coherente y por lo visto, la mayoría de ese pueblo, prefiere pertenecer a una unión de naciones, porque así ven que van a tener un futuro mejor. Porque al final lo que tú quieres es: trabajo, dinero, sanidad, educación y tiempo para disfrutar de tus hijos, dejando la banderita de lado ya que no te aporta nada…

En el caso de Cataluña, es muy diferente. Por eso no nos caen bien a nadie. Porque son unos llorones sin razón. Su lema es “España nos roba”… Pero vamos a ver, que a cada Comunidad se le da su parte dependiendo de su aportación, así que Cataluña se lleva un buen trozo del pastel.

¡Otra cosa es como lo repartes tú con tu gente!. A los catalanes les están engañando como si fuesen gilipichis, a costa de “España nos roba”

¿Por qué nos caen bien los vascos y no los catalanes?

Porque los catalanes lloran como nenas sin tener en cuenta que aquí, todos los demás estamos poniendo dinero para sacar adelante al país. Y el país son los pescadores de Cádiz, los temporeros de los campos, las pequeñas empresas textiles que resisten ante la avalancha del imperio Chino, los alfareros, los artistas y todos los que tenemos, lo que hay que tener, antes de quejarnos y echar la culpa a otros….

Por eso no caen bien los catalanes… son unos quejicas que no saben arrimar el hombro, cuando seguro, que todos les ayudaríamos si tuviesen un problema.