Se respiran nuevos aires en la sociedad española. Desde que Soraya Sáenz de Santamaría nos deleitará con su ''Uptown funk'' en 'El Hormiguero', no sé vosotros pero yo veo todo con una perspectiva diferente. La fecha de las #Elecciones generales cada vez está más cerca y los partidos políticos, y sobre todo sus líderes, están apurando sus últimos cartuchos para la gran batalla final que tendrá lugar el 20 de diciembre en las urnas. 

Sin duda, el #Gobierno se lució cuando convocó estas elecciones. El gordo de Navidad a la vuelta de la esquina y el único pensamiento de los españoles en esas fechas son los regalos de #Navidad y lo bonita que está la ciudad con las luces navideñas. Quizás haya sido una de las nefastas estrategias del gobierno para que así los ciudadanos que estén fuera de España (la mayoría jóvenes con un título universitario bajo el brazo) no puedan ejercer libremente su derecho al voto y sus votos sean sustituidos por la tan sonada casta. Los billetes de regreso a casa ya comprados, los funcionarios de Correos con la mente puesta en las vacaciones y las múltiples cenas de Navidad de empresa hacen la combinación perfecta para que el Gobierno se frote las manos y consiga de nuevo la victoria en el congreso.

 

Sin embargo, la vieja política que lleva años en nuestro país quizás acabe ese día y a todos los dirigentes del PP les siente un poco mal los polvorones en la cena de Navidad, y si te apuras a lo mejor se atragantan con las uvas en Nochevieja. La nueva política, con rostros jóvenes y con ganas de comerse el mundo, ha cambiado la forma de ver las cosas y hasta sus líderes son capaces de llamar a programas de corazón o de tele basura para convencer al presentador que siga votando a su partido político.  

El último barómetro de la legistatura (CIS), otorga al PP como ganador de las elecciones, manteniendo al PSOE como la segunda fuerza política más votada detrás de Ciudadanos y Podemos. ¿Los ciudadanos pueden fiarse de estas encuestas, o votarán en función de si se levantan o no con el pie derecho el 20 de diciembre? Lo único que tienen claro es que la vieja política ha muerto y Rajoy tiene que hacer su último sprint.

Vídeos destacados del día

Así que si consigue ir a un plató de televisión y mostrar su cara más humana para los españoles, o la política decrépita de nuestros abuelos finalmente morirá.