España vive una época de cambio, de renovación, de innovación política. Eso creemos o eso nos quieren hacer creer. El terremoto en el panorama bipartidista se despertó en las últimas Elecciones Europeas de 2014 y desde ese momento las grietas en los dos grandes partidos no han parado de hacerse más grandes y profundas.

Los protagonistas de las europeas fueron tres: PP, PSOE y Podemos. ¿Dónde estaba Ciudadanos? ¡Ah sí! Consiguiendo dos escaños en el Parlamento justo la mitad que UPyD. El siguiente batacazo electoral fueron las municipales y autonómicas celebradas durante el mes de mayo. El más afectado fue el Partido Popular que perdió 1,2 millones de votos y los ayuntamientos más importantes del país.

Así Ciudadanos se convertía en la llave necesaria para que el PP pudiera abrir las puertas de muchas alcaldías y presidencias.

El sorpresón llegó con las últimas Elecciones Catalanas: los "naranjitos" segunda fuerza política con 25 escaños. La explosión de alegría fue tal que aún andan volando por los cielos y cuidado que la hostia en las generales puede ser tremenda. Bien ¿Qué ha pasado en el partido de Albert Rivera para que haya adelantado a Podemos y se sitúe como tercera fuerza política a nivel nacional según la mayoría de encuestas? Nada.

Empecemos por el principio: Ciudadanos no es un partido nuevo. De hecho se fundó en 2006 antes que UPyD (2007) y Equo (2011). Así que dejad de venderos como la renovación centralista, la novedad política porque no, no lo sois. Continuamos para bingo, su líder, Albert Rivera, ha formado parte durante tres años de nuevas generaciones pero no solo eso, además ha sido militante del PP (cosa que negó aún cuando aparecieron documentos que lo confirmaban).

Vídeos destacados del día

Pero bueno, todos cometemos errores así que esto se lo perdonamos.

No vamos a criticarlo tampoco por manifestarse junto al (ultraderechista)presidente de VOX o por haber sido escoltado por reconocidos miembros de FE de las JONS. En lo que sí nos vamos a inmiscuir es en las Elecciones Europeas de 2009 en las que el partido formó parte de la coalición Libertas-Ciutadans junto a Libertas, Unión del Pueblo Salmantino y Partido Social Demócrata Español tres partidos de ideología xenófoba.

Ojalá la cosa acabase aquí, pero no. En 2013 cuando ICV propuso una moción en el Parlament para condenar el franquismo y el fascismo todos los miembros del partido, antes de la votación, abandonaron la cámara. Típico de Ciudadanos no mojarse, pero debemos recordar que quien calla otorga y en este caso no votar por el "sí" dice bastante de ellos. No vamos a entrar tampoco en que a Javier Nart (fundador del partido) se le olvidara declarar que tenía una cuenta en Suiza o que Jordi Cañas (portavoz en el Parlament de Catalunya) haya sido imputado por defraudar a Hacienda, ya que según Rivera "son temas personales".

Así que también se lo perdonamos.

Además de todo esto nos encontramos con que el ala más conservadora del periodismo español (Alfonso Rojo o Arcadi Espada entre otros) ha apoyado  al partido. Pero claro quien simpatice con ellos no es culpa suya, tampoco vamos a ponernos exigentes, si no fuera porque Ciudadanos se ha enorgullecido y lo ha hecho público en su página web. Miembros de la COPE, La Razón, ABC o Intereconomía para atraer el voto de centro - izquierda, interesante.

Sin duda todos podemos cambiar, en este caso evolucionar mentalmente, a mejor y por eso hay quien aún puede querer darle una oportunidad, un voto a los "naranjitos". Pero por favor sed sinceros con la ciudadanía y admitid que las gaviotas peperas ahora se han posado sobre vuestro logo y que el pueblo sepa a quién está votando.