Después de toda una semana llena de exámenes, trabajos y agobios, esperas con ansias la llegada del fin de semana. Cinco días aislados del mundo, de tus amigos e incluso de tú familia. Deseoso de quedar con los que te hacen reír y disfrutar de buenos momentos y poder desconectar de todo lo que te rodea relacionado con los estudios o incluso del trabajo. Ese viernes tan deseado en el que te preparas para salir con gran entusiasmo después de quedar con tu grupo de amigos, verlos después de esa semana agotadora, hasta que te das cuenta de que se te olvidaba un detalle.

Viernes once de la noche, tú y tus amigos sentados en un bar con una cerveza frente a frente, hablando de chicas, amigos, planes, viajes, recuerdos,tú, ellos, y...

!Un móvil que al parecer, cuando se enciende una lucecita, no pueden resistir la tentación de desbloquearlo y hablar con quién le plazca. Y tú, aguantas la situación sin hacer caso omiso, al menos eso creen, pero estás contando cualquier faceta tuya, por muy importante que sea y el dichoso está con la cara iluminada por un celular donde nada más que hace es teclear y reír entre dientes, pero... ¿de qué? ¿con quién? ¿con una chica? ¿te ríes de mí? ¿de lo que he dicho? Te sorprendes y te callas. Pasan cinco minutos y tus amigos siguen con sus ''amigos virtuales'', claro, mientras que el amigo de verdad está frente a él esperando que dejen el móvil, pero no lo hacen. 

Han pasado cuarenta silenciosos minutos desde que no se habla en la mesa, con las mismas cervezas ya calientes. Las suyas, claro, la tuya te la bebiste mientras no te daban conversación.

Vídeos destacados del día

Sólo ves móviles de última tecnología sobre las mesas del bar, sin embargo te atreves a salir de tu casa con un ''ladrillo'' en mano que solo tiene la función de llamada capaz de durar un día entero la batería.

Te aterroriza pensar como serías si tuvieses un móvil de última tecnología, quedarte cuarenta minutos sin abrir la boca, quedar con amigos para hablar con otros ''virtuales''. Tienes la esperanza de que se atrase ese día y esperar que no se te quede la cerveza caliente. #Telefonía móvil